¿Adiós al agua embotellada?

Por Debra Figueroa (@debrafig)
Fotografía: Skipping Rocks Lab

26 de marzo de 2015.- Pocas veces pensamos con seriedad en nuestras prácticas de consumo. Lamentablemente nos cuesta mucho oponernos al antojo y la compra inmediata e innecesaria: adquirimos alimentos y bebidas sin reparar en nada más que nuestras ganas, aun cuando sabemos que el material que los envuelve (plástico, aluminio, papel…) es tóxico y es basura que a alguien le causará graves problemas.

Para impedir que esto ocurra, tres jóvenes crearon unas cápsulas blandas biodegradables y comestibles para contener y beber agua. Con base en Londres, Skipping Rocks Lab es la startup fundada por ellos en 2014 para promover Ooho!, invento que probablemente reemplace el agua embotellada y por el que ya han sido galardonados en diversas ocasiones.

Guillaume Couche, Rodrigo García González y Pierre Paslier: creadores de Ooho! y fundadores de Skipping Rocks Lab

Guillaume Couche, Rodrigo García González y Pierre Paslier: creadores de Ooho! y fundadores de Skipping Rocks Lab

De la cocina molecular –ésa que popularizó el chef Ferran Adriàhan surgido diversas posibilidades de manipular los alimentos afectando su textura. Una de ellas es la esferificación: la combinación de alginato –un derivado de las algas marinas pardas– y cloruro cálcico da como resultado una membrana delgada y flexible que envuelve líquido. En este proceso está inspirado Ooho!, producto que, además de ser inocuo para el ser humano y el medio ambiente, puede fabricarse en casa.

El compromiso de estos chicos es real: su invento, perfectible, cuenta con una licencia Creative Commons que permite a cualquiera elaborarlo, modificarlo y mejorarlo. En este video puedes ver cómo lo hacen:

Alumnos del Club de Ciencias del CBTIS 166 Pablo Torres Burgos ya lo intentaron:

Comentarios
Top