Cansados de los partidos políticos, indígenas tseltales exigen un gobierno comunitario y autónomo

Redacción

Desde el pasado 17 de noviembre de este año, indígenas tseltales de los municipios de Chilón y Sitalá entregaron a las autoridades electorales de Chiapas la petición de que se reconozcan los derechos a la libre determinación y autonomía para nombrar a sus propias autoridades según el propio sistema normativo indígena.

Es decir, piden que se realicen las elecciones municipales del 1 de julio de 2018 a través de los usos y costumbres comunitarios de los tseltales.

La solicitud fue acompañada con el aval de 16 mil 700 firmas de los 111 mil 554 habitantes de Chilón y de 3 mil 20 de los 12 mil 269 habitantes de Sitalá, municipios chiapanecos ubicados en el norte del Estado.

Los peticionarios han asegurado que están cansados “de las divisiones que causan los partidos políticos en nuestras comunidades y de la corrupción e ineficiencia de las administraciones municipales actuales que buscan su interés particular”.

Acusaron también a las autoridades municipales de olvidarse de sus gobernados. Y aseguraron que el actual alcalde de Chilón, Felipe Gutiérrez Miranda despacha en el municipio vecino de Ocosingo, y el de Sitalá, Marco Antonio Núñez Jiménez, se encuentra en San Cristobal de las Casas.

Las autoridades comunitarias de estos dos municipios reiteraron que los partidos políticos  sólo han causado división y han institucionalizado la compra de votos.

Se lee en el comunicado: “la presencia de los múltiples Partidos Políticos en nuestras comunidades, han dividido a nuestras familias; hemos visto como la compra de votos, las amenazas de recortar los programas sociales, el favoritismo a unos grupos sobre otros, el uso de la violencia para intimidar, los pactos realizados con el crimen organizado han lastimado nuestra armonía comunitaria y lo que llamamos el “lekil cuxlejalil”, la Buena Vida en común”.

Y agregaron: “Nuestros Municipios han tenido gobiernos profundamente corruptos, que sólo buscan su enriquecimiento personal y favorecen intereses particulares; esto se puede apreciar en la manera en que han manejado el dinero público. La falta de progreso material en nuestras comunidades, viviendas, calles, escuelas, hospitales y demás necesidades básicas, es una expresión clara de la colusión de los partidos políticos que nos han mantenido en la marginación y nos han negado una vida digna. En vez de que las autoridades municipales atiendan las necesidades urgentes de nuestras comunidades, se han servido de sus recursos y nos han dejado en la miseria; cosa que nos ha llevado a organizarnos para poner un alto a la corrupción y devolver el gobierno a las comunidades. Necesitamos un gobierno que sirva a las comunidades”.

Y recordaron que, “como  pueblos indígenas hemos mantenido una organización y administración de justicia propia en nuestros territorios que nos ha permitido sobrevivir a las divisiones partidistas;  sabemos cómo gobernarnos a través de un sistema de cargos, normas e instituciones que constituyen  nuestros sistemas normativos propios, con derechos colectivos y derecho propio; el cual han sido marginados por el sistema de gobierno oficial y por el cacicazgo ocasionado por la presencia de los Partidos Políticos en las Comunidades. Nuestra organización ha mantenido formas de gobierno reconocidas por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicano. Nuestra solicitud se fundamenta legalmente en el artículo 1 de la Constitución Política del Estado de Chiapas, en el  Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas y demás normatividad nacional e internacional aplicable”.

Por eso es “que buscamos el ejercicio real y efectivo de nuestro derecho a la libre determinación, donde se reconozca tanto nuestro sistema normativo interno para elegir a nuestras autoridades municipales, como el modo nuestro de ejercer el gobierno según nuestros principios ancestrales de servicio y armonía comunitaria”.

Aquí puedes leer el comunicado completo del Movimiento en Defensa de la Vida y el Territorio. 

Con información de La Jornada.

Comentarios
Top