Instituciones no colaboran ante emergencias obstétricas

— Presentan el Tercer Monitoreo del Observatorio de MM

 

Por Blanca Elena Ibelles Fernández

 

Ciudad de México, 22 feb 17, (Cimacnoticias).- Existe una escasa o nula colaboración entre las principales instituciones públicas de salud en México para atender las emergencias obstétricas, pese a que hace casi ocho años se firmó el Convenio General de Colaboración interinstitucional para la Atención de las Emergencias Obstétricas (CAEO), revela el Tercer Monitoreo del Observatorio de Mortalidad Materna en México (OMM).

Datos del OMM indican que al año se registran aproximadamente 750 mil emergencias obstétricas en los mil 21 establecimientos del territorio nacional, pero sólo alrededor de mil casos sucede en alguno de los 466 centros hospitalarios donde opera el Convenio.

 

El Tercer Monitoreo se realizó durante el segundo semestre de 2015, para analizar las redes de servicios que otorgan Atención de Emergencias Obstétricas (AEO), en 90 establecimientos hospitalarios de 15 entidades federativas distribuidas en seis regiones: Huastecas (Veracruz, Hidalgo, San Luis Potosí y Tamaulipas); Península (Campeche, Quintana Roo y Yucatán); Chiapas; Bajío (Guanajuato, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco y San Luis Potosí); Guerrero (zona de la Montaña y Costa Chica), Metropolitana (Ciudad de México y Estado de México).

 

En entrevista con Cimacnoticias, la investigadora del OMM, doctora María Guadalupe Ramírez Rojas, explicó que esta falta de colaboración sucede porque, en ocasiones, las instituciones prefieren canalizar a las mujeres con Emergencia Obstétrica al interior de sus propias redes institucionales, aunque ello implique un traslado a otra entidad federativa, en vez de apoyarse en otras instituciones de salud más cercanas.

 

Es decir, si una paciente afiliada al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presenta alguna emergencia y el establecimiento no cuenta con los recursos para brindarle atención adecuada, la práctica generalizada es canalizarla a otro hospital de la misma red, aunque tenga que recorrer una mayor distancia si la envía, por ejemplo, a un hospital de la Secretaría de Salud (SS).

 

Para reducir estos obstáculos, es preciso implementar de forma explícita el Convenio, con la conformación de redes interinstitucionales y así mejorar el tiempo de resolución de las emergencias obstétricas.

 

Detalló la especialista que, si bien en las instituciones no se rechaza a ninguna de las mujeres que acuden a solicitar el servicio, aún hace falta que haya diversas opciones para su atención y esto se lograría con mayor colaboración institucional entre los firmantes del Convenio: Secretaría de Salud, IMSS e Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

 

CAEO Y PROVEEDORES DE SALUD

 

Además, indicó la especialista, el CAEO es utilizado de manera limitada entre los proveedores de salud. Y cuando hay colaboración entre las instituciones, es gracias a acuerdos informales entre proveedores de distintas instituciones del sector, a través de acuerdos y convenios locales. Incluso, en algunas ocasiones, indicó, las distintas instituciones subrogan los servicios al sector privado.

 

De ahí la necesidad, dijo Ramírez Rojas, de difundir la existencia del Convenio entre proveedores de servicios de salud.

 

ATENCIÓN A MUJERES INDÍGENAS

 

El Monitoreo identificó también que, en el caso de la atención a mujeres indígenas, sólo los establecimientos del  IMSS-Prospera aplica un enfoque intercultural. Esto les permite que, de acuerdo con sus costumbres culturales, puedan parir en la posición que decidan, estar acompañadas por su partera durante el embarazo y el parto, y que las instituciones de salud las atienda en colaboración con las parteras y promotoras tradicionales.

 

La investigadora del OMM realizó un llamado para la formalización de redes de servicios, en las que estén incluidas todas las instituciones, sin distinción de territorios y sin importar que la paciente esté adscrita a una u otra institución de salud.

El Tercer Monitoreo se realizó durante el segundo semestre de 2015, para analizar las redes de servicios que otorgan Atención de Emergencias Obstétricas (AEO), en 90 establecimientos hospitalarios de 15 entidades federativas distribuidas en seis regiones: Huastecas (Veracruz, Hidalgo, San Luis Potosí y Tamaulipas); Península (Campeche, Quintana Roo y Yucatán); Chiapas; Bajío (Guanajuato, Zacatecas, Aguascalientes, Jalisco y San Luis Potosí); Guerrero (zona de la Montaña y Costa Chica), Metropolitana (Ciudad de México y Estado de México).

Etiquetas
Comentarios
Top