La batería es el corazón del cuerpo: Antonio Sánchez

Por: Adrián Carrera (@acarrahu)

Foto: Arturo Guzmán

6 de noviembre 2015.- Como un viaje en el cual terminas por regresar al punto del cual partiste, pero siendo otro; como una novela en la que hay tiempo y espacio suficientes para desarrollar una idea; así ve Antonio Sánchez a The Meridian Suite, su más reciente álbum.

El baterista mexicano forma parte de la banda del jazzista Pat Metheny y ha colaborado con infinidad de músicos, pero lo que más lo mueve ahora es tocar su propia música. Por ello es que junto con Matt Brewer, John Escreet, Seamus Blake y Thana Alexa formó “Antonio Sánchez & Migration Band”. En dicha agrupación, Sánchez funge como líder y compositor.

La banda visitó Guadalajara y Antonio Sánchez —autor de la banda sonora del filme Birdman— accedió a una entrevista con algunos medios locales, entre ellos Proyecto Diez.

La batería manda

El acomodo usual de muchos grupos mainstream es con el baterista en el fondo, como juguete olvidado. Sin embargo, para Antonio Sánchez tener un buen intérprete en la batería es fundamental en cualquier banda: “Puede ser un buen grupo pero si el baterista no es bueno el grupo no va a sonar. Algo que extraño de grupos como The Police, Rush, Led Zeppelin… era que tú puedes reconocer a sus bateristas inmediatamente; es una gran parte del sonido del grupo. Ahora es muy raro escuchar un grupo y decir ‘ah, este es tal baterista’”.

el músico mexicano Antonio Sánchez considera que la batería es el instrumento ideal para liderar un grupo. Foto: Arturo Guzmán.

El jazzista mexicano Antonio Sánchez considera que la batería es el instrumento ideal para liderar un grupo. Foto: Arturo Guzmán.

También es común que sea el cantante quien ocupa el liderazgo de las agrupaciones. Esto no sucede con Antonio Sánchez y la Migration Band, que son encabezados por el mexicano: “La batería es el instrumento ideal para liderar un grupo porque es el motor del autobús, es el corazón del cuerpo. Desde la batería puedo cambiar la dirección de la música en un abrir y cerrar de ojos, cambiarla en el sentido de la dinámica, el tempo, la intensidad: tengo muchísimo poder dentro del ensamble. Si tú hablas con gente como Pat Metheny te va a decir ‘el baterista es el líder del grupo, siempre'”.

 

La suite de los meridianos

Uno de los temas de la charla fue The Meridian Suite, álbum que el baterista considera el más experimental que ha hecho y el que más satisfacciones le ha dado: “Es también pedirle a la gente que se vaya en el viaje contigo. Tenía mucho miedo a cómo iba a reaccionar la gente a una hora y media de música sin parar, pero reaccionan mucho mejor que a cualquier otro concepto que haya hecho yo antes”.

Sánchez considera que con The Meridian Suite ha dado un salto creativo porque el álbum “está pensado como una pieza completa de principio a fin. Eso me dio muchas libertades como compositor. Como hacer una película a diferencia de un cortometraje, o escribir una novela a diferencia de escribir cuentos cortos: es un arco mucho más grande pero a la vez tienes mucho más tiempo para desarrollar una idea”.

Portada del disco "The Meridian Suite", del baterista mexicano Antonio Sánchez.

Portada del disco “The Meridian Suite”, del baterista mexicano Antonio Sánchez.

“Eso es lo que más me atrajo de ese concepto: poder desarrollar algo más detalladamente, realmente como una novela; los personajes de la novela son las melodías, los ritmos que voy desarrollando desde el principio de la composición siguen apareciendo. El disco empieza y acaba básicamente de la misma manera: es como empezar en tu casa, salir de viaje, pasar por un montón de aventuras y, a tu regreso, estar otra vez en casa pero con una serie de vivencias que te han cambiado”, compartió el baterista.

 

Un sonido propio

No basta con tocar bien la batería: la creatividad es importante. Sobre muchos de los bateristas contemporáneos, el también compositor opinó: “Me parece que muchos de ellos no tienen un sonido propio e innovador, que en el jazz eso es mucho más alabado y requerido. Si eres copia de copia de copia, la gente no te llama porque ya existe el original, entonces tienes que traer siempre una propuesta nueva y fresca para estar rankeado en lo más arriba del jazz”.

El estilo —considera Sánchez— es fundamental en las bandas: “quiero que la música hable por sí sola y que el grupo a través de mi música tenga un sonido propio. Creo que lo estamos logrando con este nuevo proyecto”. De entrada, el hecho de los músicos de Antonio Sánchez & Migration combinen e intercalen instrumentos acústicos y eléctricos llama la atención.

Antonio Sánchez compuso la música de Birdman.

Antonio Sánchez compuso la música de “Birdman” la película de Alejandro González Iñárritu. Foto: Arturo Guzmán.

Cuestionado sobre si el jazz mexicano tiene un sonido propio, el baterista respondió que “hay un montón de gente haciendo proyectos y propuestas muy originales”, sin embargo aclaró: “A mí lo que me gusta del jazz es que no haya reglas. Si suena mexicano, perfecto, pero si no suena mexicano tampoco me voy a forzar a que suene mexicano. Mi jazz suena de la manera que suena porque soy mexicano y porque tuve un montón de influencias diferentes cuando estaba creciendo y cuando estaba aprendiendo a tocar, y a eso es a lo que suena mi jazz”.

Y su jazz sonó este jueves en el Teatro Vivian Blumenthal. En entrevista el músico dijo que lo más difícil de conseguir es nuevo público para el jazz “a veces tocamos en lugares llenos pero todo mundo es de 50 años para arriba”. Anoche Antonio Sánchez & Migration tocaron en un teatro abarrotado, en su mayoría, por jóvenes. Quizá sí haya nuevo público para el jazz siempre que éste posea un sonido propio.

Comentarios
Top