La Reserva Federal y el petróleo disparan al peso mexicano

Redacción

El peso mexicano se ha convertido en el gran ganador de la semana en el mercado Forex. Varios factores a uno y al otro lado del río Bravo se unieron para convertir a la divisa del país norteamericano en el vencedor, de manera indiscutible, de estos últimos días. Ahora, solo queda por ver si esta carrera alcista del peso mexicano continuará en las próximas semanas, pero lo cierto es que varios factores apuntan a que así lo hará.

Y es que el primero de todos los eventos que empujaron a la divisa de México frente al dólar estadounidense fueron las esperadas declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal Norteamericana, la FED, acerca de la situación monetaria del dólar. Luego de afirmar, tal y como se esperaba, que la subida de los tipos de interés se iba a relajar en los Estados Unidos, el peso mexicano se disparó en los mercados Forex frente a la divisa estadounidense, marcando máximos de 14 meses.

Tal y como informó Reuters, la divisa local cerró en 17,773 por dólar en el mercado Forex, con una ganancia de 0,76 por ciento respecto a la jornada anterior, la mejor marca desde mayo del pasado año. Además, el impacto positivo de las declaraciones de la presidenta de la Reserva Federal Norteamericana llegó también hasta la Bolsa Mexicana de Valores, que superó también los máximos históricos de 51.000 puntos en su índice de referencia.

El caso que anima al optimismo respecto al alza del peso mexicano en el mercado Forex es que parece que la tendencia se marca a medio plazo. Al fin y al cabo, no parece que en un corto espacio de tiempo la situación económica de los Estados Unidos vaya a cambiar y que, por lo tanto, Janet Yellen decida aumentar los tipos de interés del dólar norteamericano. Esto, por lo tanto, haría que la carrera alcista del MXN se mantuviese estable, al menos, durante unos meses.

El petróleo, segundo factor que espolea el peso mexicano

Por otra parte, el mismo día que la presidenta de la Fed daba su rueda de prensa frente a los medios de comunicación, el sector petrolero mexicano recibía su primera gran noticia desde la liberalización del sector nacional de las energías. En esta fecha, un consorcio internacional formado por las compañías estadounidenses Premier Oil y Talon y por la mexicana Sierra Oil & Gas anunciaba el descubrimiento de un pozo que podría albergar entre 1.400 y 2.000 millones de barriles de crudo.

“Creemos que este descubrimiento representa exactamente los objetivos de la reforma energética: nuevos capitales, nuevos participantes y un espíritu de innovación que permitirá generar nuevos empleos locales e ingresos para el gobierno mexicano”, explicaba en declaraciones publicadas por El País el presidente de Talon, Tim Duncan.

Este descubrimiento del pozo en el Golfo de México ha supuesto el primero desde la liberalización del sector, que supuso el fin al monopolio de la compañía estatal Pemex sobre el sector de los hidrocarburos. Además, ésta no fue la única buena noticia que el crudo de petróleo le dio la pasada semana al peso mexicano, ya que una reciente alza en los precios de este material hizo que también, de paso, aumentase el precio del MXN frente a sus valores de referencia en el mercado Forex, principalmente el dólar norteamericano.

Al fin y al cabo, hay que recordar que la divisa mexicana guarda una fuerte relación con el petróleo, uno de los principales productos producidos en el país norteamericano, si no el que más. Si los precios del petróleo suben, eso quiere decir que México ganará más dinero con sus exportaciones y que, por lo tanto, se aumentará la fortaleza del peso. Por el contrario, si el precio del crudo baja, eso significan malas noticias para cualquier país exportador de crudo y, por lo tanto, también para el estado mexicano.

¿Y de cara al futuro?

Para seguir la evolución del peso de aquí en adelante, además de tener muy en cuenta los dos factores comentados previamente (los tipos de interés en EEUU y el precio del barril del crudo), también habrá que tener otros hechos en cuenta, como la evolución de la bolsa del Distrito Federal, los datos macroeconómicos del estado y los efectos de la corrupción sobre las estructuras políticas y empresariales del país.

Comentarios
Top