Barack Obama, un fantasma que recorre La Habana

Obama a su llegada a Cuba. Foto: Granma

Por: Sergio Hernández Márquez (@sergio2hm) y César Octavio Huerta (@zorrotapatio) / La Habana – Cuba

21 de marzo de 2016.- Minutos antes de las 4 de la tarde de este domingo una pertinaz lluvia comenzó a arreciar en La Habana, justo cuando en el aeropuerto José Martí tocaba tierra el el avión del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien llegó para dejar en claro que su gobierno ha decidido terminar la relación hostil de cinco décadas de presión económica hacia Cuba, que no generó los resultados esperados de hacer caer al régimen socialista que impera desde la revolución de 1959.

Barack Obama comenzó a dar mensajes, y no propiamente en forma de discursos sino en forma de detalles: su arribo fue precisamente el día del inicio de la primavera en el hemisferio norte.

Al salir del avión, como si fuera un ciudadano cualquiera en este mundo, evitó que el equipo de seguridad le ayudara con el paraguas negro, que tomó por su cuenta, y bajó las escalinatas acompañado de su esposa, Michelle Obama, y sus hijas Sasha y Malia, y hasta de la suegra, Marian Robinson.

Pero más allá de la imagen familiar, Obama llegó a Cuba con congresistas, senadores y representantes de empresas, que vienen a hacer negocios antes de que corporaciones europeas, asiáticas y latinoamericanas se aprovechen de la apertura económica impulsada por el régimen cubano que hoy encabeza Raúl Castro, al heredar el poder de su hermano Fidel, quien ha quedado como una figura emblemática ante los problemas de salud que le aquejan con la edad.

Obama y su familia en La Habana. Foto: Granma

Obama y su familia en La Habana. Foto: Granma

Una muestra de la nueva relación entre ambos países fue el anuncio que dio el viernes la empresa Starwood a través de un comunicado donde informa haber obtenido permisos por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos para invertir en Cuba, tomando de inicio la administración de emblemáticos hoteles de la isla: el Hotel Inglaterra, en La Habana Vieja, y el Hotel Quinta Avenida, en el barrio Miramar, así como lo hará más adelante con el Hotel Santa Isabel, del casco histórico.

“Estamos convencidos de que Starwood es el socio correcto para ayudar a escribir un nuevo capítulo de las relaciones entre empresas cubanas y estadounidenses”, dijo Kenneth S. Siegel, consejero general y jefe administrativo de la empresa, que es la primera en poder hacer estas inversiones desde 1962.

Según The Wall Street Journal también llegarían a Cuba la cadena de hoteles Marriot y el gigante de las telecomunicaciones AT&T que bien podría aliviar la carencia de acceso a internet, la cual ahora funciona sólo en hoteles y algunos puntos públicos de la ciudad.

¿Quien lo ve?

Los habitantes de La Habana saben que Barack Obama se encuentra en el país, porque lo dicen los noticieros, porque se ven elementos de seguridad por toda la ciudad, porque balizaron calles y avenidas de los trayectos considerados para esta visita de Estado, porque hay todo un aparato de vigilancia alerta para actuar en caso de ser necesario, porque prácticamente todas las rutas de transporte público están siendo modificadas en sus recorridos.

Pero casi nadie de los habitantes de esta ciudad ha podido ver a Obama, excepto algunos pocos escogidos para estar cerca de los eventos en el casco histórico de La Habana Vieja, donde Obama fue recibido por el historiador Eusebio Leal, quien le mostró las históricas construcciones remozadas que en conjunto con el paisaje arquitectónico de plazas, son consideradas por la Unesco como patrimonio cultural de la humanidad.

LA HABANA, CUBA, 20MARZO2016.- Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, llegó al país caribeño en punto de las 16:20 hrs, en donde realizará una visita de estado como parte de la nueva etapa de las relaciones diplomáticas entre los dos países. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Barack Obama y su esposa Michelle Obama al llegar a Cuba. Foto: Adolfo Vladimir / Agencia Cuartoscuro.

Por las rutas de traslado nadie puede estar presente a menos de una cuadra, excepto los elementos de seguridad, la mayoría vestidos de civil, que con voz firme advierten a cualquiera que se acerca para que se alejen.

“A Obama no lo van a poder ver ni a 100 metros, no lo van a poder fotografiar con la cámara más poderosa porque va a estar tan lejos que nadie se le va a poder acercar ni tantito”, advertía el domingo un taxista llamado Víctor, apenas una hora antes de la llegada de Obama al aeropuerto… y tenía razón.

La televisión cubana así como el canal Telesur transmitieron la llegada del presidente de Estados Unidos al Aeropuerto, pero no hicieron una transmisión directa de lo sucedido en los eventos programados para después, en La Habana Vieja, donde el Presidente de Estados Unidos se reunió con el cardenal Jaime Ortega, un actor político clave que medió con éxito la liberación de presos políticos en 2010 y junto al Papa Francisco fue un intermediario clave para el acercamiento entre Obama y Raúl Castro.

En el Malecón habanero, frente a la bahía de una de las ciudades más bellas del mundo. Foto: Desmond Boylan.

El Malecón de La Habana. Foto: Desmond Boylan.

Luego vino el resumen en los noticieros y las entrevistas de análisis, donde las voces críticas hacia Estados Unidos no se borran con una visita de Estado tras cinco décadas de hostilidad hacia los cubanos, e incluso aparece un hashtag en la esquina superior izquierda de la pantalla de televisión que dice #NoAlBloqueo.

Cambio de estrategia

Si bien el gobierno de Estados Unidos acepta en los hechos que su estrategia económica no sirvió para derrocar al régimen cubano y generar cambios en su sistema político y social, ahora la idea es hacerlo a través de un intento de dominación cultural, en una sociedad que ya disfruta por televisión abierta el beisbol y el basquetbol de Estados Unidos, la liga española de futbol, programas de ESPN, FOX Sports, películas en idioma inglés, e ideas nuevas a través de una incipiente red de acceso a internet, y a intercambio de archivos en formato digital, que les permite tener acceso a series televisivas en inglés, música, películas de estreno y hasta programas de televisión en español, realizados por exiliados cubanos en Miami.

LA HABANA, CUBA, 20MARZO2016.- Barack Obama, presidente de Estados Unidos, visitará el país durante dos días como parte de las nuevas relaciones diplomáticas y de algunos cambios adoptados para mejorar la relación Cuba-EEUU. En 1928, se realizó la última visita de un mandatario norteamericano en la isla, Calvin Coolidge. Está tarde llegará y recorrerá una zona de la Habana vieja. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Cubano en las calles de La Habana. Foto: Adolfo Vladimir / Cuartoscuro.

Salvador Tío Fernandez, un reconocido opositor al gobierno de Estados Unidos por su activismo a favor de la independencia de Puerto Rico, expresó sus opiniones al respecto en la televisión que se mira en Cuba.

“Ellos no vienen con intenciones de respetar la soberanía, vienen con las intenciones de dominar…No van a recurrir a los marines, van a recurrir a las corporaciones”, señala.

“Ya se dieron cuenta en Estados Unidos que el bloqueo no es el camino, ahora vienen entonces las corporaciones a tratar de imponer un sistema neoliberal”, agrega. “Pero Cuba tiene una cultura popular fundamental y es en parte lo que ha ayudado a mantener al país frente a Estados Unidos”.

Arrestos

Las Damas de Blanco, un grupo crítico al gobierno cubano, salió a protestar este domingo exigiendo la liberación de personas que consideran como presos políticos y el respeto a derechos humanos, manifestación que terminó con cerca de 50 detenciones, entre ellas las de Bertha Soler, líder de Damas de Blanco, y de Antonio Rodiles, del Foro por los Derechos y las Libertades, ambos invitados a estar presentes el martes en una reunión que sostendrán con Barack Obama diversos personajes opositores al régimen actual de la isla.

El mensaje principal de los detenidos decía en un cartel: “Obama, viajar a Cuba no es divertido. No más violaciones de Derechos Humanos. #TodosMarchamos”.

Además, reporta el Nuevo Herald, fueron detenidos el rockero Gorki Águila, el graffitero Danilo Maldonado (conocido como el Sexto), el fotógrafo Claudio Fuentes, la activista Ailer Rodríguez y el ex prisionero “político” Ángel Moya.

Los opositores denominados "Damas de Blanco" marcharon conttra la visita de Barack Obama a Cuba. Foto: @jangelmoya / Twitter

Ya fueron liberados algunos de los manifestantes detenidos. Foto: @jangelmoya / Twitter

Previo a las detenciones, hubo una confrontación verbal entre los manifestantes que formaban parte del grupo Damas de Blanco, y habitantes de La Habana que consideran a este grupo como mercenarios y traidores al régimen vigente que nació a partir de la revolución de 1959.

El porta 14ymedio reportó que Berta Soler  y su esposo, así como Ángel Moya, Antonio González Rodiles, Danilo Maldonado El Sexto y Gorki Águila ya fueron liberados.

¿Qué bolá?

El presidente de Estados Unidos quiere generar simpatías con el pueblo cubano, y a través de su cuenta de Twitter lanzó un mensaje con una frase popular entre los jóvenes “¿Qué bola Cuba?”, que traducido al caló mexicano sería un “¿Qué onda Cuba?”.

Y como un último mensaje del día, Barack Obama se quitó la máscara de rey del planeta para reforzar la idea de ser un cubano más, al cenar en el paladar (restaurante privado) San Cristobal, ubicado en Centro Habana, uno de los barrios principales de la capital, lleno de construcciones de los años cincuenta que por la falta de mantenimiento dan la apariencia de estar a punto de derrumbarse.

Aunque quizás su mensaje no sea tan funcional como él espera. Este restaurante especializado en comida cubana con elementos españoles no es un paladar —palabra con la que se conocen los pequeños lugares de cocina económica—, más bien es un lugar casi exclusivo para turistas extranjeros, pues los precios de las comidas son impagables para cualquier cubano.

LA HABANA, CUBA, 18MARZO2016.- El primero de enero de 1959, el Movimiento 26 de julio, comandado por Fidel Castro, entra triunfante a la Habana, tras la lucha armada en contra de la dictadura de Fulgencio Batista. Esto dió inicio a cambios en la isla, entre los cuales, nacionalización y expropiaciones de empresas estadounidenses que provocó hostilidades armadas y una fuerte lucha política internacional del país de las barras y las estrellas. En 1962, Kennedy firma un decreto del bloqueo económico y comercial a Cuba que se mantiene hasta la actualidad. El próximo 21 de marzo, Barak Obama, presidente de Estados Unidos, visitará el país durante dos días como parte de las nuevas relaciones diplomáticas y de algunos cambios adoptados para mejorar la relación Cuba-EEUU. FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO.COM

Vista en La Habana, Cuba. Foto: Adolfo Vladimir / Agencia Cuartoscuro

Comentarios
Top