Odebrecht transfirió más de 16 millones de dólares en sobornos durante los gobiernos de Calderón y Peña Nieto

Redacción
Foto vía MCCI
Si bien las autoridades mexicanas y investigan la suma de más de 10 millones de dólares en sobornos a funcionarios de Pemex, nuevos documentos obtenidos por las autoridades judiciales del caso en Brasil siguen la pista de 16 millones 595 mil dólares, según una investigación especial de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), a cargo del periodista Raúl Olmos.
Esta bolsa millonaria de sobornos salpicó a los gobiernos de Veracruz y Michoacán.

De acuerdo con esta investigación, “la cifra es 57 por ciento superior a la que en diciembre de 2016 confesaron seis ejecutivos de Odebrecht ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos”.

De acuerdo con estas confesiones, los sobornos  “se realizaron entre 2010 y 2014, mientras que la investigación de MCCI comprobó que el dinero de la red de corrupción empezó a fluir a México desde 2009, año en el que Odebrecht negoció su mayor inversión en el Estado de Veracruz, la planta petroquímica Etileno XXI que requirió autorizaciones estatales y federales. Aquel año coincidió, además, con la elección federal intermedia.

Entre el 3 y el 9 de junio de 2009 -un mes antes de la elección federal- una firma creada por Odebrecht en Panamá realizó dos transferencias por 2 millones 358 mil dólares a una empresa ‘fachada’ ubicada en Veracruz, con la intermediación de dos instituciones: Banorte y The Bank of New York. Esta es la primera vez que se publican estos depósitos, los cuales fueron identificados por MCCI en estados de cuenta del banco Credicorp ubicado en Panamá”.

De 2010 a 2014 la constructora brasileña envió a México 14 millones 137 mil dólares para sobornar a las autoridades mexicanas.

Para el pago de sobornos, se utilizaron dos bancos y tres empresas ‘fachada’ asentados en paraísos fiscales, y que formaban parte de la red que había creado la constructora brasileña para ocultar la transferencia de sobornos a funcionarios y políticos latinoamericanos. Esas firmas son: Constructora Internacional del Sur, Innovation Research Engineering and Development Ltd. (IREAD), Kleinfeld Services Limited, Credicorp y Meinl Bank Antigua Limited, establecidas en Panamá y en las islas de Barbuda y Antigua, en el Atlántico, según esta investigación que publica el Grupo Reforma.

Y se asienta: “Entre 2009 y 2014 -periodo en el que ocurrieron los sobornos- Odebrecht obtuvo contratos públicos en México por alrededor de 30 mil millones de pesos, entre asignaciones directas y ampliaciones de obras que ya estaban en curso, de acuerdo con bases de datos elaboradas por MCCI”.

Los ligados a Lozoya

Mexicanos contra la Corrupción e Impunidad reveló que el 13 de abril de 2017, el amigo de Enrique Peña Nieto, Emilio Lozoya Austin, recibió sobornos de Odebrecht en 2014 cuando era directo de Pemex.

Según los documentos judiciales del caso, “el ex director del departamento de sobornos de Odebrecht, Hilberto Mascarenhas, confesó que en noviembre de 2014 recibió la petición de hacer un pago ilícito por 5 millones de dólares a Lozoya, en aquel entonces director de Pemex”.

Y el soborno fue autorizado por Luiz Antonio Mameri, director de Odebrecht para América Latina, en una reunión preparada por Luis Alberto de Meneses Weyll, quien se desempeñaba como director en México de la constructora brasileña.

Pero otra investigación periodística de El Quinto Elemento Lab de México y el diario O´Globo de Brasil, reveló que los sobornos a Lozoya, en plena campaña electoral de Enrique Peña Nieto (2012), sumaron más de 10 millones de dólares pagados entre 2012 y 2014, que se depositaron en los bancos Gonet et Cie de Suiza y Neue Bank de Liechtenstein, en cuentas a nombre de las compañías Latin América Asia Capital Holding y Zecapam SA, asentadas en las Islas Vírgenes Británicas.

Lee el reportaje completo en Reforma.com

Comentarios
Top