Ofrece biblioteca iberoamericana servicios para invidentes

863011

Por: Lucía López*

16 de enero 2016.- La biblioteca Iberoamericana “Octavio Paz” brinda actualmente seis tipos de servicios especializados para personas invidentes o débiles visuales, que van desde acceso a los acervos bibliográficos hasta clases personalizadas.

Juan Ignacio Varela Placencia (Nacho), encargado de esta sección, explicó que en el caso del acervo Braille cuentan con cerca de 80 títulos: “No es muy grande, pero tiene de todo un poco; se escogió una lista de obras pensando en intereses de diferentes personas”.

Hay desde libros de lecturas infantiles, diccionario escolar, atlas, manual matemático, así como textos para orientarse y moverse, de cocina, primeros auxilios y alcohólicos anónimos. También existen algunos libros de psicología, filosofía, comunicación y literatura, con obras de Borges, García Márquez, Fuentes, Paz y Del Paso, entre otros reconocidos autores.

En el acervo de obras digitalizadas tienen más de 20 mil títulos, “gracias a la contribución de diferentes personas y asociaciones”, entre otros métodos de adquisición. También ofrecen el servicio de escaneo de obras que no están digitalizadas. Básicamente este servicio lo solicitan “estudiantes, quienes necesitan dichos textos para llevárselos en sus memorias USB o discos y seguir trabajando en ellos”.

Desde principios de este año la biblioteca adquirió un escáner especializado, “que permite digitalizar con mayor eficiencia, rapidez y que tiene la opción de guardar el material en archivos de textos usuales (como Word o PDF) y compatibles con el lector de pantallas”. Los textos digitalizados también los pueden convertir en audio MP3 para quienes quieren escucharlo en otro reproductor.

Tienen a disposición de los usuarios tres computadoras dotadas con lector de pantalla. Usan la última edición del JAWS (Job Access With Speech). Además, prestadores de servicio social apoyan con lectura a quienes prefieran este método. “Porque no les gusta la voz maquinal de la computadora, necesitan que los aproximen más a una información compleja, como gráficas o croquis o libros con fórmulas o esquemas” que todavía no pueden leer los lectores de pantalla. En este punto agregó que sería bueno implementar un sistema de voluntariado más amplio.

Nacho Varela da clases personalizadas y gratuitas de lectura braille y sobre el uso de la computadora en tres niveles: para leer un texto, hacer textos (escribir, copiar, pegar) e ingresar a la red para buscar información y manejar sus correos electrónicos. Estas clases las ofrecen de lunes a viernes, de 9:00 a 15:00 horas.

Los sábados atiende el círculo de lectura de la biblioteca “El color de la palabra”, abierto al público en general y que también “deberían aprovechar más los invidentes”.

Estudiantes y lectores
La mayoría de los usuarios son jóvenes que estudian preparatoria o licenciatura, y varias personas interesadas en alguno de los servicios. Porque para muchos “es difícil moverse de aquí para allá”, brindan asesorías por teléfono, explicó Nacho Varela, quien además es músico, matemático y escritor.

El número de usuarios es cerca de 30, de los cuales los más asiduos ascienden a alrededor de 15. El número de servicios mensuales suma aproximadamente 50 en este recinto, que es una de las seis bibliotecas de la ciudad con atención especializada para invidentes.

Para Nacho Varela “es importante que la Universidad de Guadalajara brinde a este segmento de la población la oportunidad de tener acceso a la información y con un servicio bastante bueno”. En lo personal a él le costó “muchísimo trabajo hacer sus estudios superiores en matemáticas, porque entonces no existían estos apoyos” y tenía que pagar a personas para que le leyeran o le grabaran en casete. Por eso “aprecio mucho la existencia de este tipo de recursos y servicios”.

Mayores informes en los teléfonos 3614-1506, 3658-4563, y al correo librosnacho@gmail.com

*Nota publicada originalmente en la Coordinación General de Comunicación Social de la Universidad de Guadalajara

Comentarios
Top