OPINIÓN | Cultura de autoprotección para mujeres para “vivirse” fuertes

Estela Alcántara 

Foto vía Cuartoscuro/Animapolítico.com

Hace días fui al Museo Memoria y Tolerancia y me detuve a leer con atención las fichas de las mujeres asesinadas de la muestra temporal Feminicidio en México. Observé que algunas eran universitarias, estudiantes o egresadas, y varias conocían a sus asesinos: eran sus novios o sus esposos.
La Universidad Nacional informó sobre el hallazgo de una mujer asesinada y atada a un poste de teléfono en el corazón de Ciudad Universitaria. No es un crimen común que podamos invisibilizar. El macabro hallazgo entraña una lectura terrible.


Es un feminicidio que representa una gran afrenta social y moral. Alguien aniquiló a una mujer para luego exhibirla ante los ojos atónitos de los universitarios. En la Universidad Nacional que ha sido el factor de movilidad social y de género más importante de este país durante buena parte del siglo XX y lo que va del siglo XXI. La Universidad Nacional donde más de la mitad de su población estudiantil está constituída por mujeres.

 


La alerta de género no debería venir sólo de parte de las autoridades. No tendríamos que esperar a que nos protejan las autoridades. Tendríamos que trabajar en una cultura de autoprotección que contemple el desarrollo de la fuerza física y también la fortaleza emocional y psicológica para dejar de ser víctimas. El empoderamiento no tendría que ser una condición exclusiva de las mujeres que escalan en la vida social, política y económica, sino una condición generalizada que le permita a las mujeres aprender a “vivirse” fuertes desde siempre y en todos los ámbitos de su vida.”

Etiquetas
Comentarios
Top