OPINIÓN | ¿Porqué la medición de la pobreza de CONEVAL es errónea?

Máximo Ernesto Jaramillo Molina

Foto de ilustración: El Financiero.

Primeras notas sobre los resultados de pobreza en México difundidos ayer por CONEVAL.

Tengo poco más de una semana tratando de escribir un artículo sobre todo lo que hay alrededor de la medición de la pobreza en 2016, pero el asunto se mueve tan rápido que no alcanzo aún a terminarlo.
A pesar de eso, les comparto algunas ideas del porqué es errónea la medición de pobreza de CONEVAL, y por qué no se pueden hacer comparaciones de dicha medición con periodos pasados, y mucho menos decir que la pobreza en México disminuyó de 2014 a 2016, como lo aseguran en esta nota de El Financiero:

– La fuente de datos para la medición de la pobreza, la ENIGH 2016 (al igual que el MCS 2015), presentan diferencias sustanciales respecto a sus ediciones anteriores, por lo cual los resultados son incomparables.

– Una modificación grave es la forma del levantamiento de la encuesta, en particular afectando al dato del ingreso, ya que esta vez se instruyó a los encuestadores a que trataran de validar los datos de los ingresos, y en caso de que el hogar fuera sospechoso de dar un reporte erróneo de los ingresos, se volviera al hogar a verificar los datos.

– Esto está relacionado totalmente con la mayor problemática de la pobreza en México: EL INGRESO. La medición de la pobreza de CONEVAL es multidimensional, lo que quiere decir que utiliza datos de ingreso, y además datos de carencias (en acceso a servicios de salud y seguridad social, rezago educativo, inseguridad alimentaria, condiciones de las viviendas, entre otros). Desde hace años, la tendencia de las carencias es a disminuir, lo cual es normal por la composición de dicho dato (por ejemplo, los años de escolaridad logrados por un individuo no se perderán en el futuro). En cambio, el ingreso, deprimido desde hace más de 20 años por los bajos salarios, es lo que hacía que la medición de la pobreza arrojara datos al alza durante el sexenio de Peña Nieto. Entonces, ¿Qué hacer si la medición de ingreso te estorba para poder decir que está disminuyendo la pobreza? Claro: Vuelves incomparables los datos.

– Es tan grave la incomparabilidad del dato de ingreso, que CONEVAL se declaró imposibilitado de dar una medición de la pobreza en 2015, a pesar de las críticas y de las presiones de muchos gobiernos por tratar de utilizar con fines político-electorales el cálculo tradicional de la pobreza, que de haberse realizado en 2015 habría mostrado una gran disminución.

-Desgraciadamente, este año, el CONEVAL se doblegó, y de hecho cooperó y certificó una gran mentira: Que la pobreza disminuye en México. Los datos de la ENIGH 2016 presentan no sólo los mismos problemas de 2015, sino que aumentan. El problema es que CONEVAL ha aceptado esta vez los datos de INEGI, con algunas correcciones hechas con modelos estadísticos, y ha aceptado calcular la pobreza CON LA MISMA METODOLOGÍA, y ahora declara que la pobreza disminuyó de 46.1% a 43.5%.

– Entonces, CONEVAL ha utilizado los datos de la ENIGH 2016, pero modificados con modelos estadísticos que mueven el dato del ingreso (modelos sumamente cuestionables, algo en lo que no profundizo aquí), y el dato del Acceso a Seguridad social, y con ellos dice que la pobreza disminuyó.

– ¿Por qué el dato del Acceso a la Seguridad Social? ¿Ideas? Claro, es el segundo dato más “problemático” para los diferentes niveles de gobierno en México que quieren que disminuya la pobreza. Es la “carencia social” con mayor incidencia, y otro dato que prácticamente no ha mejorado en los últimos años. Ahora, con los “modelos estadísticos” que corrigen los cambios de la ENIGH, resulta que el Acceso a la Seguridad Social aumentó en los últimos años, ayudando a que el dato de la pobreza bajara.

– Los problemas no paran aquí. Por instrucción del Ex-Secretario de SEDESOL, y ahora posible candidato presidencial del PRI, desde agosto de 2016, comenzaron a entregarse “Cartillas Sociales” a los hogares beneficiarios de programas de política social de SEDESOL, en su mayoría, hogares en situación de pobreza. La idea era “informarles claramente cuánto es lo que reciben de dichos programas, tanto los que otorgan dinero como un cálculo monetario de las transferencias en especie”. Por ejemplo, puedes encontrar en dichas cartillas el dato del estimado de cuánto cuesta la televisión que regalara hace un par de años el gobierno federal.

– Como ya han señalado otros académicos, la acción de otorgar Cartillas sociales tiene una clara intención: Modificar el reporte de ingreso que los hogares beneficiarios de política social hacen a los encuestadores del INEGI. En casos no muy bien documentados, se ha señalado que los encuestadores hasta requerían que se mostrara la cartilla social, y que no “mintieran los hogares” y subreportaran su ingreso.

– “Coincidentemente”, el periodo en que se comenzaron a otorgar estas cartillas sociales, Agosto de 2016, es justo el periodo en que el INEGI comenzó a levantar la ENIGH 2016.

– Tampoco olvidemos el escándalo que se hiciera hace un par de meses, con el nombramiento de Paloma Merodio como vicepresidenta del INEGI.

– No olvidar que ella era mano derecha de Meade, cuando este estuviera en SEDESOL. Cuando se otorgaron las cartillas sociales. Cuando INEGI modificó su levantamiento de la ENIGH. Cuando va a terminar el sexenio de Peña, que solo mostraba aumentos de pobreza. Cuando Meade quiere ser presidente.

– En resumen, no se puede comparar el dato de pobreza de 2016 con 2014 o 2015. La responsabilidad de CONEVAL es crear una nueva medición, que advierta totalmente que no es comparable con los años anteriores, y presionar al INEGI para que no haga estos cambios, o en caso de hacerlos, todos asumir las responsabilidades del cambio, y no dejar que, como sucederá en estos días, los malos gobiernos mexicanos quieran colgarse la medalla de haber disminuido la pobreza en este país, lo cual, claramente, no ha sucedido.

Comentarios
Top