OPINIÓN | ¿Qué hubieran hecho ustedes? 9 respuestas a Peña Nieto

 

Bernardo Jaén Jiménez[1]

Enrique peña Nieto salió ayer en cadena nacional a pronunciar un lamentable discurso que dejó a propios y extraños más preocupado que antes. El presidente de México y sus costosos asesores no tiene la capacidad de observar la realidad que vive el país. La población está irritada por el gasolinazo,  por la corrupción y por el dispendio de recursos públicos que realiza día con día la clase política del país. En su exposición de mensaje de año nuevo, Peña Nieto intentó explicar las razones por las que su gobierno aumentó los precios de los combustibles, vano intento ya que dijo una serie de argumentos que no se sostienen con los propios datos oficiales. Además  lanzó una pregunta a los mexicanos sobre qué hubiéramos hecho si estuviéramos en su lugar; van aquí algunas respuestas a su pregunta:

  • Hubiera impulsado una verdadera reforma energética que pusiera en el centro la recuperación de la industria petrolera para beneficio de los mexicanos, no de grandes empresas extranjeras. Hubiera detenido la paulatina privatización de la industria que inició Carlos Salinas y hubiera iniciado una estrategia de construcción de refinerías y petroquímicas que buscaran abastecer la demanda interna de combustibles y productos petroquímicos.

 

  • Hubiera dejado de sangrar a PEMEX con impuestos tan elevados que le quitaban más del 50% de sus ingresos para que la paraestatal tuviera recursos para su modernización y evitara su proceso de endeudamiento.

 

  • Hubiera impulsado una verdadera reforma fiscal que gravara los ingresos de los grandes grupos financieros tanto de origen mexicano como extranjero para que el gobierno recuperara los ingresos que dejaría de recibir de PEMEX.

 

  • Un presidente con visión de estadista hubiera combatido la corrupción en todos los sindicato, especialmente en el petrolero, buscaría terminar con la casta que dirige el sindicato petrolero actualmente encabezado por Carlos Romero Deschamsp que han sangrado a la empresa durante cincuenta años.

 

  • Hubiera designado a verdaderos expertos como directores de PEMEX y no amigos y parientes que al menos desde los gobiernos de Salinas hasta el actual han conducido a PEMEX a la bancarrota financiera y moral.

 

  • Hubiera recuperado a la industria petrolera para que fuera una palanca del desarrollo nacional, impulsando la tecnología y la experiencia que se tenía en el Instituto Mexicano del Petróleo para que fuera el semillero de investigaciones y propuestas para  posicionar a PEMEX como una industria líder a nivel mundial

 

  • Con estas propuestas hubiéramos tenido una industria moderna, eficiente y competitiva, con capacidad para abastecer la demanda interna de combustibles y petroquímicos. La recuperación de una industria fuerte hubiera evitado la masiva exportación de petróleo crudo y la importación de derivados caros y con precios volátiles a nivel internacional.

 

  • Nadie pone en duda que México necesitaba una reforma energética, pero no ésta que impulsó el PAN desde hace muchos años y que Peña Nieto se encargó por fin en poner en práctica. Una verdadera reforma energética que evitara el desmantelamiento de PEMEX, que generara fuentes alternas de energía para que en el mediano plazo se fueran sustituyendo el consumo de combustibles de origen fósiles.

 

  • A México le urgía otro diseño de reforma energética que disminuyera la terrible dependencia de Estados Unidos que se profundizó desde la firma del TLC en 1994.

Pero no, nada de esto se hizo, Sin duda estas medidas se hubieran podido realizar, se tenían todas las condiciones para hacerlas, pero lo que no se tenía era un gobierno nacionalista, un gobierno que pusiera en el centro de sus políticas la recuperación de la soberanía nacional y la independencia energética de México. Ya se ha perdido mucho tiempo y recursos, revertir el actual deterioro de la industria petrolera nacional costará muchos años, pero nunca es tarde para recuperar la dignidad perdida.

[1] Académico del CUCEA, Universidad de Guadalajara.

Comentarios
Top