Orquesta Sinfónica Juvenil de Guadalajara, una década tocando vidas

Por: Adrián Carrera (@acarrahu)

Foto: Juan Tucán Franco / Facebook

26 de febrero 2016.- Estaba prohibido aplaudir. Era el 2008 en un festival de Neerpelt, Bélgica. La Orquesta Sinfónica Infantil Juvenil de Guadalajara (OSIJUG), con apenas dos años de antiguedad, acudió a participar en dicho certamen.

No era un concierto sino una especie de “competencia motivacional”, por ello la prohibición. La OSIJUG tocó un par de piezas. Al terminar su interpretación del Huapango —célebre composición de José Pablo Moncayo—, alguien rompió la regla, luego alguien más… “la gente se puso a aplaudir, no aguantó”.

Así lo cuenta a Proyecto Diez Giselda Rea, fundadora y presidenta de la OSIJUF, que este sábado celebrará el décimo aniversario de su fundación con un concierto en el Teatro Degollado.

Aquella presentación en Bélgica le valió a la OSIJUG ganar el primer lugar y el reconocimiento Cum Laude, con una calificación de 97. Asistieron niños desde los ocho hasta los 17 años, de Guadalajara, sí, pero también de Zacatecas, Chihuahua, Oaxaca, Ciudad de México… Sumaban 96. Tocaron la susodicha pieza de Moncayo y el Danzón Número Dos de Arturo Márquez, quien luego se convertiría en su padrino artístico.

El origen

Esa participación en Neerpelt junto con un par de viajes para tocar en Quito, Ecuador, son algunos de los momentos memorables que han vivido quienes forman —o formaron— parte de la OSIJUG, un proyecto que surgió para llenar un vacío en el ámbito musical de Guadalajara. Rea notó esto cuando buscó escuelas de música para inscribir a su pequeño hijo y solo encontró un pequeño proyecto en la casa de la cultura de Zapopan.

“Me di cuenta que los maestros no tenían la visión de hacer un proyecto con mayor impacto hacia un público infantil, que la educación artística infantil y juvenil no era prioridad para nadie. ¿Cómo podemos ser tan insensibles a tanta sensibilidad y talento que se tiene en este país?“, cuenta la fundadora de la OSIJUG.

La OSIJUG en su concierto Beatles Sinfónico en noviembre de 2015. Foto: Cortesía.

La OSIJUG en su concierto Beatles Sinfónico en noviembre de 2015. Foto: Cortesía.

Era 2005 y, aprovechando el cambio de administración y el apoyo ofrecido por Imelda Guzmán, presidenta del DIF Guadalajara en aquél entonces, Giselda decidió organizarse con otros padres para retomar algunos elementos de lo que se hacía antes pero dándole un giro.

Invitaron a los maestros que daban clases en la casa de la cultura. La propia Rea, junto con Marlon Jimenez y uno de los maestros hicieron audiciones a todos los alumnos que tomaban aquellas clases. Hicieron una selección de aproximadamente 30 niños. Formaron una orquesta.

Más tarde, ese esfuerzo se constituyó en una asociación civil para no depender directamente de instancias gubernamentales. En un principio, la OSIJUG contó con el impulso de algunos destacados músicos, como el tenor Rafael Rojas, Martha Gutiérrez —que aún forma parte de la mesa directiva de la orquesta— y Héctor Gómez. Eran padres interesados en que hubiera un espacio que fomentara el desarrollo artístico de sus hijos.

La OSIJUG en su concierto Beatles Sinfónico en noviembre de 2015. Foto: Cortesía.

La OSIJUG en su concierto Beatles Sinfónico en noviembre de 2015. Foto: Cortesía.

Otra pieza fundamental para el desarrollo de la OSIJUG fue el arquitecto Alejandro Cravioto, quien siempre mostró apoyo durante su periodo como secretario de Cultura del Gobierno del Estado (2007-2013).

Por la orquesta han pasado maestros como Chris Wilshere y Pedro Bocotán. Este último fue el director de la orquesta por dos años hasta que un día dijo a Rea: “Para qué me quieres a mí si yo ya soy un viejo: jóvenes para jóvenes”. Fue entonces cuando Juan Tucán Franco pasó de ser concertino a director de la OSIJUG.

“La música es más grande que uno”

Juan nació en Nayarit hace 27 años y lleva 21 de carrera artística. A los seis años comenzó a tocar el violín y no ha parado. Fue concertino en la Orquesta Sinfónica Infantil de México y luego se integró a la OSIJUG porque “se adaptaba totalmente a lo que yo buscaba”.

Tras audicionar previo al viaje que la OSIJUG realizó a Bélgica en 2008, Juan Tucán Franco se integró a la orquesta. Estuvo dos años como instrumentista, pero luego se convirtió en el director de la misma: “Me tocó una transición. Yo había estado estudiando dirección. El director titular en ese entonces, Pedro Bocotán, me daba permiso de hacer algunos ensayos, de asistirlo”. Desde 2009, Juan es director de la OSIJUG.

Juan Tucán Franco dirigiendo a la OSIJUG en 2014. Foto: Cortesía.

Juan Tucán Franco dirigiendo a la OSIJUG en 2014. Foto: Cortesía.

La música es la mayor pasión de Franco, quien considera que “es una carrera que te exige a diario, en donde siempre tienes que estar en vigencia. La música te ayuda y te da esa sed de crecimiento. La música siempre es más grande que uno y uno está en constante aprendizaje. Quizá esto es lo que más me motiva en la carrera: saber que siempre hay algo más, que no está todo escrito.

Festejo en el Degollado

Hoy día la OSIJUG cuenta con 45 integrantes de base, con edades que van de los 12 a los 23 años. Los hay provenientes de la Zona Metropolitana de Guadalajara pero también del Grullo, Tamazula y Lagos de Moreno. Sin embargo, en opinión de Giselda Rea, los más destacados son de Nayarit.

La presidenta de la OSIJUG estima que brindan, en promedio, un concierto por mes. Pero el de este sábado a las seis de la tarde es especial, ya que servirá como festejo por los diez años del proyecto.

El tradicional Teatro Degollado albergará un concierto en el que la actual alineación de la orquesta se verá engalanada con la presencia de exintegrantes de la misma, así como la del pianista Jose Luis Moya, que también es director adjunto. En total serán alrededor de 100 músicos los que participarán.

La Quinta Sinfonía de Tchaicovsky, el Concierto Número Tres de Beethoven y Sensemayá, de Silvestre Revueltas son las piezas que la OSIJUG interpretará en una tarde en la que los aplausos no estarán prohibidos.

La OSIJUG en su concierto Beatles Sinfónico en noviembre de 2015. Foto: Cortesía.

La OSIJUG en su concierto Beatles Sinfónico en noviembre de 2015. Foto: Cortesía.

Comentarios
Top