La violencia doméstica no tiene género

La violencia doméstica no tiene género

Cuando hablamos de violencia en el hogar o entre pareja, rápidamente nos viene a la mente los movimientos feministas, las historias que escuchamos, las noticias constantes e institutos dedicados a la violencia contra la mujer, sin embargo, la violencia no discrimina géneros, y en medio del silencio se esconden algunos hombres que callan los abusos.

Sin importar la región en que nos encontremos, una de las principales cosas que no has dejado el legado patriarcal es educar a un hombre incapaz de hablar de sus sentimientos, un varón que debe mostrarse fuerte, con la capacidad de ocultar sus problemas y no llorar por nada ¿te imaginas todo esto llevado a la pena de hablar sobre la violencia en el hogar? Hemos clasificado tantas cuestiones, que en el proceso, se pierden, se vista otros panoramas, recientemente un juicio de seis semanas y varios millones de dólares, hizo un referente a la voz de aquellos que por pena o miedo no hablan de la violencia que han sufrido con su pareja, Johnny Deep, conocido por sus múltiples papeles, utilizo su voz más allá de los reflectores para demostrar al mundo, la importancia de romper con el esquema ideólogo de que un hombre no sufre violencia, no debe llorar o hablar de aquello que les hace parecer “vulnerables”

Tan solo en México 2020, las cifras arrojaron que el 25% de los casos de violencia doméstica corresponden a hombres, quienes por miedo a no ser escuchados tardan en hablar y muchos otros, nunca lo hacen por la pena.

Un solo caso en los espectáculos basto para darnos cuenta de que tan importante es aprender a desaprender las ideas de que la violencia corresponde a un solo género, a eliminar los paradigmas que

impidan hablar abiertamente de que es lo uno siente, que es aquello que pasa, eliminar esa idea de que un hombre que habla es vulnerable, pues se necesita valor para romper las cadenas del machismo que oprime sus sentimientos.

Sin importar el resultado de un juicio, ya se abrió una puerta, un referente de alzar la voz contra cualquier tipo de violencia sin género, se asomó una ventana de reflexión, de empatía que nos hace ampliar el panorama sobre lo que vivimos cada día, porque hablo un hombre y le dio entrada a todos aquellos que por pena, por miedo, por clichés o por temor a no ser escuchados de manera objetiva se quedaron callados, ahora tienen el ejemplo que se puede hablar para crear un antes y después en nuestra sociedad.

Cierro con esta frase que no solo marco un juicio, sino a todo el mundo que decidió escuchar más allá del género.

“Cuéntale al mundo, Johnny. Diles ‘Yo, Johnny Depp, un hombre, soy víctima de violencia doméstica’”.

Majo Gómez González

 

Comentarios
Top