Las humedades de las paredes pueden afectar tu salud

Redacción

Imagen de Anastasia Gepp en Pixabay

La IMSS alertó problemas de salud causadas por el salitre en casa. Y es que, la acumulación de humedad en las paredes u otro lugares puede ser factor de padecimientos alérgicos y pulmonares.

 

Por qué se producen humedades

 

Lluvias continuas, frío y zonas costeras son las condiciones perfectas para un organismo que crece y se nutre de la  humedad: el moho. Al aire libre pueden encontrarse en áreas húmedas sombreados donde hay descomposición de hojas u otro tipo de vegetación. En interiores, ya sea por estancamiento de agua o por una mala ventilación, el moho solo necesita que un ambiente contenga un 60 % de humedad para reproducirse.

 

Este hongo puede sobrevivir en condiciones ambientales, como la resequedad y encontrarse en superficies como la madera, comida, papel, paredes y tejidos. Los tipos más comunes de mohos en interiores son cladosporium, penicillium, alternaria y aspergillus.

 

Cómo afectan los mohos a las personas

 

Algunos de los síntomas que podrían indicar una posible exposición a moho tóxico en su vivienda son la fatiga, debilidad, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, dolor en las articulaciones, cambios de apetito, cambios de humor, vértigo, sensación de mareo, sensación de hormigueo en la piel o entumecimiento.

 

La aspiración o contacto con el moho ocasiona alergias, como congestión nasal o irritación de los ojos. Un resfriado común suele durar hasta siete días, pero los padecimientos respiratorios causados por la humedad se presentan de forma repetitiva por más tiempo. Otras personas pueden experimentar reacciones alérgicas más severas, como fiebre, pérdida de peso, fibrosis pulmonar y asma.

 

Las personas con padecimientos respiratorios crónicos, adultos mayores y niños menores de cinco años que presenten estos síntomas deben acudir con el personal médico para recibir tratamiento oportuno.

 

Cómo disminuir la exposición al moho 

 

En exteriores, uno de los retos más grandes es la canalización del agua y la protección de estructuras contra el desgaste que producen las lluvias. En ese sentido, la tecnología en ingeniería civil nos ha traído diversas soluciones de impermeabilización que tiene lugar en superficies altas como techos y terrazas.

 

Los impermeabilizantes protegen estructuras del agua y la corrosión, lo cual previene daños mayores como filtraciones y goteras. De esta manera, podemos evitar la humedad y alargar su vida útil. Cabe resaltar que el crecimiento del moho puede disminuirse manteniendo los niveles de humedad por debajo del 50 %.

 

En interiores, se deben identificar los lugares habitacionales que puedan tener este fenómeno para intentar arreglarlos. En las habitaciones utilice el aire acondicionado durante los meses húmedos. También, asegúrese que la casa tenga una ventilación adecuada, especialmente en las duchas y los lugares donde se cocina.

 

Los crecimientos de moho pueden eliminarse de las superficies duras con productos comerciales como el uso de agua y jabón, o una solución de cloro. Si desea usar cloro para limpiar el moho, nunca mezcle con productos de limpieza. Use guantes no porosos y lentes para protegerse los ojos.

Comentarios
Top