Microteatro: la propuesta escénica que gusta, sorprende y “excita”

Por: David Ricardo Flores* (@Davidfg13)

Fotografía: Microteatro GDL

14 de junio de 2015. Cuando uno piensa en teatro, automáticamente viene a la mente la imagen de las butacas rojas frente a un escenario liso y bien iluminado que solo espera la aparición del reparto estelar de esa noche para, entre aplausos, dar vida una vez más a la historia elegida.

Cuando uno piensa en teatro, piensa en vestuarios, en escenografía y en efectos de sonido. Cuando uno piensa en teatro piensa en comedias, en dramas y en tragedias. Cuando uno piensa en teatro piensa, cómo no, en Moliére, en Shakespeare y en Lope de Vega. Uno piensa en muchas cosas, pero siempre todo va enfocado a lo espectacular, a lo grandilocuente, a lo “teatral”.

En definitiva, e independientemente de los conocimientos que se tengan, uno podría imaginarse cualquier cosa del teatro, siempre y cuando se siga esta línea de pensamiento de lo grandioso. Pero, ¿qué pasaría si alguien llegara y nos dijera que es posible hacer teatro en cuartos de 15 metros cuadrados, al interior de una casa y con obras de 15 minutos? ¿Le creeríamos? ¿Nos atreveríamos a romper con los esquemas tradicionales y a dejar los prejuicios en casa?

Pues este modelo de teatro “en pequeño”, microteatro, existe, está cerca de cumplir un año presentándose todos los fines de semana en Chapultepec y al día de hoy ya es considerado como una de las ofertas de entretenimiento con más resonancia en esta zona e inclusive, en toda la ciudad.

Su éxito recae en la capacidad de acercar a nuevos públicos al teatro, quienes cansados de lo convencional buscan una oferta cultural fresca, innovadora y ligera que vaya más allá del teatro clásico (La casa de Bernarda Alba, La Celestina, La vida es sueño…) o del extremadamente comercial (La Dama de Negro, A Vivir, La Señora Presidenta…).

La dinámica del microteatro es simple (mas no simplona): obras de 15 minutos de duración realizadas en 15 metros cuadrados con el empleo de la más mínima escenografía. Lo único a lo que no se le ponen límites es al talento del actor, la originalidad del director y el trabajo del demás equipo de producción. Las obras son extremadamente atractivas (por no decir morbosas. Ja.) y consiguen contar una historia completa en poco menos de un tercio de hora.

Para conocer más sobre este concepto teatral, entrevisté a Felipe Curiel (@felipe_curiel), gerente y socio de Microteatro Guadalajara:

-Felipe, para todos los que no conocen el proyecto, cuéntanos dónde, cómo y cuándo nace.

-El proyecto nace en Madrid en 2009, creo. Acá a Guadalajara llegó en noviembre del año pasado. El primero abrió en la ciudad de México hace dos años y luego otro en Veracruz.

-¿Tú, qué papel tienes en el Microteatro?

-Yo soy uno de los dos socios y fundadores del Microteatro en Guadalajara. Pero aquí todos participamos y nos divertimos por igual. –me dice mientras me muestra una mancha de pintura en su pantalón y se prepara para dar la segunda llamada para la siguiente función.

-¿Qué ventajas o qué diferencias le encuentras al Microteatro frente al teatro convencional?

-Yo creo que es una forma distinta de acercamiento al teatro. Viene mucha gente que nunca había visto una obra de teatro, digamos “convencional”, o también aquellos que ya estaban cansados y no encontraban algo que les llenara. Es una oportunidad para que nuevo público como los jóvenes se sientan atraídos por el teatro.

-¿Cómo notas al público de Guadalajara?

-A veces es algo temeroso con el concepto y con el precio, que les parece elevado. Hay quienes tienen miedo hasta de entrar o los que desconfían de la posibilidad de meter una historia completa en quince minutos y en quince metros cuadrados. Pero poco a poco el público va conociendo, le gusta y más gente se está acercando.

-Yo los sigo prácticamente desde que nacieron y he visto todo tipo de obras. Algunas muy chuscas y otras un poco más filosóficas. El Microteatro, ¿cultura o entretenimiento?

-Yo creo que las dos. El reto del Microteatro es saber manejar esta dualidad. Hay gente que viene saliendo del trabajo y lo único que quiere es reírse, desestresarse un poquito, pero hay a quienes les gusta un poco más la crítica social, la reflexión.

-El Microteatro es por naturaleza morboso, ¿cómo manipular este morbo sin caer en lo burdo o en lo pretensioso?

-El morbo es inevitable cuando las obras son tan cortas y necesitas atraer a la gente, invitarlos a que las vean. Todo el tiempo estamos tratando de innovar para no volvernos predecibles y caer en los clichés. El objetivo es siempre sorprender al público, pero también sorprendernos a nosotros.

-Veo que están creciendo. Al principio era el Microteatro y nada más; ahora ya hay unos bares y restaurantes abajo.

-Sí, es parte del mismo concepto. No queremos que la gente venga, vea la obra y se vaya. Queremos que se sientan cómodos, como en su casa. Con el restaurante y bar de abajo buscamos que la gente se relaje y se tome un trago antes, durante o después de su visita.

-¿Cómo mantienen vivo al Microteatro, cómo le dan ritmo y evitan que quede en una moda nada más?

-Tratando de sorprender siempre. Jugar muy bien con la trama, jugar con la expectativa que la gente se hace cuando llega con el título de las historias, y al final, terminar dando un giro a lo que esperaban. Nunca se van a encontrar con lo mismo.

-¿Las claves del éxito?

-Yo creo que son tres: que nos permitimos jugar con todas las posibilidades sin ninguna clase de miedo, que brindamos toda la libertad a nuestro equipo y eso, innovar: experimentar siempre para crear un espacio teatral distinto.

Fotografía: Bernardo Orduño. El equipo de Microteatro GDL presenta su nueva temporada “Por la noche”.

Fotografía: Bernardo Orduño. El equipo de Microteatro GDL presenta su nueva temporada “Por la noche”.

¿Cuánto cuesta montar una obra? ¿En cuánto tiempo la preparan?

-Varía mucho. La más cara nos costó diez mil pesos, pero hemos sacado algunas hasta con ochocientos. El equipo tiene un mes y medio para preparar su obra a partir de que se elige la historia, luego se tiene que montar en dos días y desmontar en uno.

-¿Qué crees que convierta al Microteatro en una opción de entretenimiento para la gente?

-Que es fresco, accesible tanto en tiempo como en precio y que la dinámica es muy diferente a lo que normalmente se ve.

-¿Cualquier actor puede hacer Microteatro, lanzan convocatorias de forma continua…?

-Sí, solamente necesitan mandar su currículum y asistir a alguna convocatoria. Nuestras puertas siempre están abiertas. O por ejemplo, en estos meses estamos innovando con los talleres de teatro que ofrecemos aquí mismo. De ahí también se va a integrar mucha gente.

-Además de los talleres que mencionas, ¿qué otros planes de crecimiento y expansión tienen?

-Tenemos pensado iniciar en los próximos meses con noches de stand-up. También estamos trabajando con Microteatro para niños, porque actualmente las obras son casi exclusivamente para adolescentes y adultos.

-¿Qué invitación le harías a nuestros lectores?

-Que vengan. Que no le tengan miedo al tiempo ni al espacio. Que se den la oportunidad de descubrir y de comprobar que los podemos hacer reír y llorar en 15 minutos.

-Por último: a mucha gente le causa curiosidad el logo del Microteatro, incluyéndome a mí. ¿Qué significa?

-Es un enigma. Dicen que se remonta a los orígenes del Microteatro, en Madrid. A mí me gusta más que la gente venga y diga lo que ellos ven. Dan unas respuestas muy chistosas: nos dicen que ven un castillo, hasta la figura de Batman.

Actualmente, el Microteatro está por estrenar un menú de nueve obras con la temática “Por la noche”, con una nueva temporada en donde la originalidad y la cercanía con los actores sigue siendo el principal atractivo. Obras que van desde la cómico hasta lo trágico y tocan temáticas como la infidelidad, el sexo y la drogadicción, solamente en Microteatro GDL.

Para consultar la cartelera completa: http://www.microteatrogdl.com.mx.

Facebook: Microteatro GDL

Twitter: @MicroteatroGDL

De jueves a domingo, en José Guadalupe Zuno 2024 casi esquina con Chapultepec.

¡Ah, se me olvidaba! Si eres de los que entraron en la nota porque vio lo de “exita”, lamento informarte que utilicé la palabra como sinónimo de “triunfa”. La buena noticia es que ya tienes el morbo necesario para darte una vuelta por el Microteatro…

* Escribo sobre cultura. Aficionado de la ópera, teatro y ballet. Mi objetivo es acercar a más tapatíos a las bellas artes, especialmente a los jóvenes como yo.

Comentarios
Top