Mossack Fonseca: La gran lavadora de dinero

Por: Francisco Hernández Mercado (@DFranciscoH)

10 de abril de 2016.- Bastante polémica ha causado en redes esta semana la investigación que llevaron en conjunto el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que se realizó con la ayuda de 370 periodistas, que analizaron 11.5 millones de documentos que integran la filtración conocida como Panamá Papers (Papeles de Panamá).

La investigación del ICIJ reportó que el despacho Mossack Fonseca ayudó a constituir empresas fantasma y cuentas en paraísos fiscales para personajes poderosos de todo el mundo. Según cálculos conservadores del economista francés Gabriel Zucman (autor del libro “La riqueza escondida de las naciones: cómo funcionan los paraísos fiscales y qué hacer con ellos”), en los paraísos fiscales están alojados bajo secreto –y en ocasiones de manera ilícita–, cerca de 5,8 billones de euros, lo que representa el 8% del patrimonio financiero mundial.

Al menos una decena de mexicanos de perfil público son parte de los 140 políticos, empresarios y funcionarios que utilizaron al bufete panameño para gestionar su capital y patrimonio a través de la creación de miles de empresas offshore (en términos legales se refiere a empresas o sociedades constituidas fuera del país de residencia, en regiones donde cuya tributación es de un 0%. Las empresas se crean en paraísos fiscales para evitar pagar impuestos).

El sitio Aristegui Noticias y la revista Proceso tuvieron acceso a los archivos y revelaron los nombres de los mexicanos que se mencionan a continuación:

1. Alfonso De Angoitia Noriega, vicepresidente de Finanzas de Grupo Televisa.

2. Ricardo Benjamín Salinas Pliego, fundador y presidente del Grupo Salinas que conglomera a diversas empresas dedicadas a las telecomunicaciones (como TVAzteca), medios, transporte, servicios financieros y comercio especializado.

3. Juan Armando Hinojosa Cantú, dueño de Grupo Higa, constructora encargada de vender y financiar las casas de la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, Angélica Rivera, y del secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

4. Amado Yáñez Osuna dueño de Oceanografía, Martín Díaz Álvarez, ex director financiero de la empresa y a sus socios los hermanos Óscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio.

5. Omar Yunes Márquez, hijo del hoy candidato del PAN al gobierno de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y hermano del senador, Fernando Yunes y el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunez Márquez.

6. Ramiro García Cantú, presidente de Grupo R, una de las firmas especializadas en la producción y exploración de petróleo y gas natural

7. Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex. De acuerdo con la revista Proceso, Lozoya Austin pretendió establecer una sociedad con Mossack en 2011, antes de sumarse al gabinete del presidente Enrique de Peña Nieto, aunque recientemente en su cuenta de Twitter, el exdirector de Pemex, negó tener alguna relación con el despacho panameño.

8. Rafael Caro Quintero, líder del cártel de Guadalajara, en los años 80 el despacho panameño creó dos empresas para Quintero. Se trata de Compañía Monte Carlo S. A. y Financiera Monte Carlo S. A.

9. Luis Doporto Alexandre, abogado que encabeza el despacho Doporto & Asociados. Doporto es esposo de Melissa Flores Alcántara, hija de Aurora Alcántara Rojas, actual pareja del exgobernador de Oaxaca, José Murat Casab.

10. Guillermo Cañedo White, empresario que ha sido miembro de Grupo Televisa y director de la Águilas del América, además de integrante de la Confederación Norte, Centroamérica y del Caribe de Futbol (Concacaf), entre 2007 y 2012.

11. Edith González, actriz que fue pareja del exsecretario de Gobernación del PAN, Santiago Creel Miranda, con quien tuvo una hija. Actualmente está casada con Lorenzo Lazo Margain, director jurídico de un despacho que pertenece al hijo del expresidente Miguel Alemán Valdés

Los documentos no necesariamente indican que haya habido una actividad ilegal. Sin embargo, las empresas ficticias y las cuentas en paraísos fiscales pueden usarse para ocultar el origen y el titular de las transacciones financieras lo que da lugar para echar volar la imaginación de todos.

Por ejemplo y acorde con 36 solicitudes de información realizadas por el portal de noticias SinEmbargo, Grupo Higa consiguió 895 millones 499 mil 707 pesos con 12 centavos por 7 contratos con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), sólo en 2014. Seis meses después según la investigación de ICIJ, el dueño de Higa, creó 3 fideicomisos repartidos en varias cuentas bancarias para resguardar su dinero en dólares. A nombre de su madre y suegra, él quedó como único beneficiario, ¿habrá algo turbio?

El Índice anual de la organización Transparencia Internacional que fue difundido este martes, ubica a México en el lugar número 103 de un total de 175 países analizados en todo el mundo en el Índice de Percepción de la Corrupción (estudio que se realiza mediante encuestas y evaluaciones realizadas por diversas instituciones y mide las percepciones sobre el grado de corrupción que existe en el sector público de cada país).

Por otra parte, el Observatorio, México ¿Cómo Vamos?, cifró en 20 mil millones de dólares el costo que tuvo en 2014 la corrupción y la impunidad en México. Entonces, Panamá Papers ¿nos afecta de alguna manera? social, político y económicamente hablando, desde luego que sí, tenemos a unos cuantos personajes haciendo millones y evadiendo impuestos mientras el país sigue viviendo una enorme decadencia.

El gobierno federal incluso se ha quedado sin recursos económicos a causa del bajo precio del petróleo que lo ha llevado a hacer grandes recortes en el presupuesto dejando incluso sin empleo a muchos burócratas, aunque claro, aquellos que aún siguen, continúan cobrando un sueldazo con excelentes prestaciones.

En Islandia el Primer Ministro, Sigmundur David Gunnlaugsson, no pudo con la presión social y política lo que lo llevó a renunciar al cargo 2 días después de filtrarse los llamados Papeles de Panamá que lo vinculaban a una empresa. En Chile, el presidente del capítulo de Transparencia Internacional, Gonzalo Delaveau también presentó su renuncia por verse involucrado en este asunto.

Por otra parte, en México como de costumbre, no ha pasado nada. Nadie ha salido a manifestarse para pedir claridad en el tema, las únicas muestras de inconformidad que han habido se han dado a través de redes sociales y a pesar de que estas son un arma poderosa, en muchos casos no se logra ningún efecto más que el que se hable del tema por un par de días.

Así es el mexicano, bravo, criticón y hasta apasionado cuando se tratan de temas banales como el futbol. Se movilizó más gente cuando Leonardo Di Caprio después de varios años de nominaciones por fin ganó un Oscar que con temas de presunta corrupción como este. Nada nos pega mientras no sea a “mí o algún familiar” al que asalten, secuestren, extorsionen o defrauden, porque en cualquiera de esos casos, sí alzamos la voz y sí demandamos justicia.

Comentarios
Top