“No somos perfiles falsos”: mujeres sobrevivientes de un plagio en Guadalajara

Por: Darwin Franco Migues (@DarwinFranco)

Parte I

14 de marzo 2016.- “No son falsos nuestros mensajes ni intentamos crear psicosis o miedo, lo que nos pasó es cierto”, así responden Ana Karen, Denisse y Elizabeth a las autoridades que han negado que existan denuncias por intento de plagio de mujeres. En distintos puntos de la ZMG, ellas fueron víctimas de lo que la Fiscalía General de Jalisco y el municipio de Guadalajara han llamado “falsos mensajes”, ya que –desde su percepción- un delito existe sólo cuando hay denuncia y si no hay tales lo único que se tiene es un falso rumor. Ojalá eso hubiera sido para Ana Karen, Denisse y Elizabeth quienes sí padecieron un intento de plagio.

Las autoridades que aseguran que no tienen reportes de estos delitos tampoco han demostrado cuántos de estos mensajes virtuales son falsos y cuántos sí responden a situaciones reales que deberían de atender urgentemente, ya que desde el 8 de febrero se emitió en Jalisco la Alerta de Violencia contra las Mujeres cuyo objetivo central es “combatir la violencia contra las mujeres en todos sus tipos y modalidades”.

Por esta razón, Ana Karen, Denisse y Elizabeth decidieron contar su verdad tanto a las autoridades como a la ciudadanía, pues en ambas partes se considera que no es del todo cierto lo que ellas vivieron. Las tres jóvenes optaron por narrar cómo es que fueron agredidas y por qué decidieron contar esto en sus redes sociales, así como el calvario que ha significado el trato de las autoridades al momento de presentar su denuncia y los argumentos que les dieron para no aceptarla. He aquí sus testimonios.

Calle en la que intentaron secuestrar a una joven en Guadalajara. Foto: Google maps

Calle en la que intentaron secuestrar a una joven en Guadalajara. Foto: Google maps

“Es como la que buscamos”, el testimonio de Ana Karen (19 años)

Sábado 5 de marzo, 12:00 p.m., Guadalajara: Ana Karen, como muchos otros sábados, salió de tomar clases de inglés en la zona de Chapultepec. Ese día tenía que comprar material para uno de los cursos que toma en el Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería de la Universidad de Guadalajara.

Decidió bajar al centro de Guadalajara por la calle López Cotilla, era medio día. A la altura de la escuela Alianza Francesa (entre las calles Robles Gil y Atenas) una camioneta Windstar negra con placas tapadas por una mica se le emparejó: “De la camioneta se bajó un hombre joven que vestía pantalón de mezclilla, camiseta blanca y una gorra negra, era una persona normal. De pronto, me agarró de mi brazo izquierdo que era el que daba a la calle y después me tomó de la cintura para meterme a la fuerza a la camioneta. Me intentó meter y al hacerlo le dijo al otro hombre que estaba adentro: -Es como las que buscamos-”.

Ana Karen pensó que se la llevarían porque la calle estaba sola pero de pronto alguien gritó: ¡Hey, hey! y el hombre que la sujetaba la soltó rápidamente y se metió a la camioneta, la cual arrancó a toda velocidad. Ella, a pesar del desconcierto, intentó ver las placas del carro pero las micas que traía se lo impidieron, estaba desconcertada y llena de miedo. El hombre que ayudó a Ana Karen le dijo: -“Vete, vete”-, y ella caminó hacia la avenida Enrique Díaz de León buscando la ayuda de una patrulla o un policía, no había nadie.

Ana Karen llamó a su familia y decidió esperarla cerca del Templo Expiatorio, durante este tiempo jamás pasó ninguna patrulla. Al llegar su familia, decidieron acudir a la Comisaría de Seguridad Pública, ubicada en los cruces de las calles Libertad y 16 de septiembre, ahí le tomaron algunos datos pero le recomendaron que mejor presentara su denuncia en las instalaciones que la Fiscalía General de Jalisco tiene en la calle 14 pero antes, le recomendaron, que llamara al 066 para que le generaran un número de reporte.

Ana Karen y su familia llegaron a las instalaciones que la Fiscalía General. Ahí las mandaron al archivo y les dieron un formato para que de puño y letra, Ana Karen escribiera lo que pasó. Ella lo escribió todo y después se lo entregó al funcionario en turno, éste le puso un sello y la fecha del día, luego le indicó que regresara en cinco días hábiles para darle alguna noticia. Sí, le dijeron que regresara en cinco días para ver sí le levantaban la denuncia porque lo que el formato que ella llenó fue un acta circunstanciada de hechos, no una denuncia formal, lo que hubiese implicado que la autoridad le tomara su declaración.

“Fuimos a la Fiscalía y cuando llegamos sólo nos dieron un formato pero no nos dieron ningún tipo de orientación (…) Me parece que tienen un muy mal protocolo porque me dijeron que veían difícil que esto procediera porque no tenía el número de placas, porque nadie podría dar testimonio de lo que viví y porque cerca de donde pasó no había cámaras de seguridad para que a través del video se pudiera identificar a mis agresores. Me citaron en cinco días y eso fue lo único que me dijeron”, precisó Ana Karen, quien pese a la emisión de la Alerta de Género, la cual está vigente en Jalisco desde el 8 de febrero, no observa que se esté cumpliendo con la promesa que en ese momento esgrimió el gobernador: “vamos a brindar seguridad a todas las mujeres jaliscienses”.

Invitamos a la ciudadanía en general hacer caso omiso a FALSOS mensajes de desaparición de mujeres en la #ZMG, que sólo…

Posted by Fiscalía General de Jalisco on lunes, 7 de marzo de 2016

A Ana Karen se la intentaron llevar en plena vía pública del sábado 5 de marzo en la calle López Cotilla. Lo que ella vivió: “No es un FALSO mensaje de desaparición de mujeres que sólo buscan crear psicosis”, como aseguró mediante una publicación en la página de Facebook de la Fiscalía General de Jalisco. A ella le hubiese gustado que se tratara de una falsa alarma; sin embargo, la experiencia y la frase “es como la que buscamos” aún retumba dentro de su cabeza y le hace pensar que hay un patrón para llevarse a cierto tipo de mujer, a chicas que son como ella.

Ana Karen ha sido firme en su testimonio porque en las redes donde su mensaje se viralizó ha sostenido que es una joven universitaria que no tendría ninguna razón para mentir, incluso, ha contestado al mensaje que el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, subió su cuenta de Facebook donde aseguró que su Comisaría “no tenía reportes recientes de casos de intento de secuestro o levantón a mujeres”. Ella le relató su historia, no hubo respuesta.

Ahora Ana Karen sabe por experiencia propia que los plagios o desapariciones de mujeres no son rumores sino realidad. Esto, lamentablemente, es su realidad y ella tomó valentía para escribir lo que le pasó en su cuenta de Facebook y desde ahí lo ha sostenido porque reconoce que ante esta violencia todos debemos cuidarnos y no minimizar los mensajes que otras chicas, como ella, suben para narrar la manera en que evitaron desaparecer.

La ratificación de su acta de hechos en la Fiscalía fue el pasado viernes 11 de marzo. Tras insistir en el ministerio público éste aceptó el elaborar su denuncia. Minutos después de que esto ocurriera, el Fiscal General, Eduardo Almaguer, subió un video en Periscope invitando a las mujeres que fueron víctimas de un hecho similar a presentar las denuncias correspondientes. Dos días antes había asegurado que esos mensajes eran creación del crimen organizado para generar miedo y psicosis en la sociedad jalisciense, hoy pareciera que ya cree en las palabras de las mujeres que antes criminalizó.

Taxi en Guadalajara. Foto: andresmh/flickr

Taxi en Guadalajara. Foto: andresmh/flickr

“Sube éste es el taxi que te mandaron”, el testimonio de Denisse

Lunes 7 de marzo, 11:00 a.m., Guadalajara: Denisse (19 años) al salir de la escuela decidió esperar su camión en la parada ubicada en el cruce de Avenida Américas y la calle de Morelos. Esta era una práctica habitual para ella porque después de clases acude siempre a trabajar.

Ese día, un taxi de sitio se acercó a la parada y le dijo: “Ven, sube este es el taxi que te mandaron”, Denisse no hizo caso porque no había manera de que alguien le mandara un taxi y menos en la parada del camión. Dejó pasar los comentarios del taxista hasta que éste comenzó a subir el tono de la voz y con groserías le ordenó que se subiera, ella siguió ignorándolo hasta que por el radio de la unidad escuchó la voz de otro hombre que le ordenó al taxista que si ella no se subía éste bajara por ella y la subiera a la fuerza.

Ignorar esto era imposible, así que cuando Denisse volteó al taxi su conductor estaba bajándose y se dirigía a ella: “Me quedé en shock porque era real lo que estaba pasando, así que mi reacción fue correr y meterme en una Farmacia Guadalajara que se ubica frente a la parada. Ahí me quedé. Las personas al verme me preguntaron qué me pasaba y yo les conté lo que me había dicho el taxista. Ellos salieron para ver si seguía ahí pero no estaba”.

Denisse tomó la decisión de marcar en ese momento al 066 para reportar lo que le había pasado y del otro lado de la línea de emergencia sólo encontró indolencia: “Llamé para denunciar el hecho a las autoridades y lo primero que me dijeron es que si eso no lo había imaginado. Después me dijeron que seguramente sí me habían mandado el taxi mis familiares pero yo no sabía. Yo lo que les dije es que si fuera así, ellos me habrían avisado”.

La llamada continúo y Denisse dio todos los detalles de lo que le había pasado pero en la línea de emergencias concluyeron su atención de la siguiente manera: “El intento de secuestro no es un delito y, por tanto, no podemos tomar tu reporte”.

La mezcla de indignación y coraje le quitaron a Denisse en ese momento las ganas de ir a la Fiscalía General para decirles que lo que le pasó fue real y no sólo meros rumores de redes sociales. Ella espero dos días para ir a presentar su denuncia, lo hizo el miércoles 9 de marzo, un día después de que la Fiscalía en sus redes sociales presumiera su voluntad de defender los derechos de todas las jaliscienses por la celebración del Día Internacional de la mujer.

Denisse llegó a la calle 14 para presentar su denuncia en las instalaciones de la Fiscalía, la desesperanza se apoderó de ella porque el ministerio público en turno sólo le entregó un formulario de acta de hechos para que ella escribiera lo que le había pasado pero antes le advirtió que como no tenía las placas del taxi ni el número del sitio sería muy difícil que su denuncia prosiguiera pero que eso le daban posiblemente se tomaría en cuenta.

“Todo quedó en eso en una acta de hechos de la cual ni siquiera me dieron un folio, nada. Yo me enoje mucho porque no sólo me negaron eso sino que también tuve que esperar horas para que llegara la persona que me haría el retrato hablado de mi agresor. Primero me dijeron que llegaría en 45 minutos, pasó una hora y media, y nada. Al final, el dibujante jamás llegó y sólo me dijeron que en unos 15 días me llamarían para hacer el retrato. Fue para mí una burla todo lo que me hicieron vivir en la Fiscalía”.

Una burla como el mensaje que el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro, escribió en su cuenta de Facebook diciendo no tenían reportes de ninguna agresión como la sufrida por Denisse: “Yo vi una publicación de Alfaro y le respondí que era un completa burla porque para las autoridades mientras no proceda como tal la denuncia no hay delito pero nosotras podemos ir a levantar la denuncia pero de qué nos sirve si todo queda en una acta de hechos, ya que mientras no tengamos las pruebas suficientes no se procesará como denuncia y, por lo tanto, para ellos seguirá siendo un rumor”. El alcalde nunca contestó su mensaje como sí dio respuesta a otros usuarios que apoyaban la versión del rumor.

Desde hace días he leído en redes sociales a personas alarmadas por diversas agresiones a mujeres, particularmente…

Posted by Enrique Alfaro Ramírez on martes, 8 de marzo de 2016

De acuerdo al Código de Procedimientos Penales del estado de Jalisco es el ministerio público a través de un trabajo pericial quien debe proceder e investigar la comisión de un posible delito y, por ello, es la entidad competente para presentar las pruebas en el caso de que la persona denunciante no tenga todos los elementos. No es la víctima quien debe presentar las pruebas, esa es una obligación de la autoridad.

“Si nosotras no tenemos las pruebas, ellos seguirán con la postura de que es un rumor y la gente también reaccionará de manera viral por las redes sociales de la misma forma. Si seguimos así no llegaremos a nada. Mi experiencia ya me ha puesto a pensar en cuántas actas de hechos hay de casos como el mío”, dice con firmeza Denisse, quien ahora sabe que esto que le pasó es algo que va más allá del rumor, ya que ella estuvo a punto de ser plagiada a plena luz del día. Las autoridades, no obstante, le dijeron que quizá lo había imaginado.

Agresión a una mujer en Zapopan.

Agresión a una mujer en Zapopan.

“Hija, ahí viene el carro”, el testimonio de Elizabeth

Lunes 7 de marzo, 9:00 a.m., Zapopan: Elizabeth (19 años) trabaja en una clínica y ese día salió a realizar unos depósitos como muchas otras veces lo había hecho. Aprovechó su trayecto para comprar unos transvales en las oficinas ubicadas en la calle Ramón Corona 356 en pleno centro histórico del municipio de Zapopan.

Caminó por las banquetas estrechas con sus planillas de transvales, ese día el viento se las arrebataba de las manos. Enfocada en ello, sólo observó que un hombre se dirigía hacia ella, no le dio importancia e, incluso, se movió hacia los carros para dejarlo pasar.

“Al pasar el hombre a mi lado me agarró muy fuerte de mi muñera y me dijo: –Hija, ahí viene el carro-. Yo lo miré y jalé mi brazo hacía atrás, estaba muy asustada que no supe reaccionar porque en ese momento detrás de mí pasaron un par de policías de que los que andan en bicicleta y no pude decirles nada. Cuando este hombre vio a los policías me soltó y me dijo: -Ay no te confundí, discúlpame-. En eso pasó un carro Jetta, color negro, y éste e subió y se fueron rápidamente”.

El shock y las pulsaciones sobre su muñeca le impidieron reaccionar, ya que Elizabeth había leído en las redes sociales historias como ésta y no es que no las creyera, sin embargo, pensó que esto no le pasaría: “Yo no supe cómo reaccionar en el momento, sé que pude decirles a los policías la manera en que hombre me agarró de la muñeca. Sé que ellos pudieron decirle que aclarara su confusión… Ahora sé que no estaba de más el haberlo dicho pero no lo pude hacer. Yo sé que no fue un error porque este sujeto me agarró con mucha fuerza”.

Elizabeth marcó a sus padres, ellos le dijeron que tuvo que haber reportado esto a los policías pero ella no supo ni qué hacer. Ese día, ella no presentó la denuncia pero sí planea hacerlo y espera que en la Fiscalía General de Jalisco puedan dar constancia de que fue real lo que le pasó y que esto, como lo garantizó el Fiscal General, Eduardo Almaguer, en su video de Periscope, sí será investigado por las autoridades.

Mensaje del Fiscal General sobre casos de privación de la libertad.

Posted by Fiscalía General de Jalisco on viernes, 11 de marzo de 2016

Elizabeth espera que esto suceda así porque lo que vivió no es un rumor:“Yo no sé por qué lo están negando o qué es lo que quieren ocultar cuando lo hacen. Todos debemos cuidarnos, no andar solas y andar en sitios con mucha gente aunque lo que me pasó a mí fue a plena luz del día y en un lugar donde había mucha gente”.

Respecto de las personas que opinan lo mismo dentro y fuera de las redes, ella sólo quiere decirles que no tomen esto muy a la ligera porque es algo que sí está ocurriendo y ella ahora lo sabe en carne propia, tal y como quedó asentado en la foto de su brazo que ella misma subió a su red social. En esa imagen, los dedos de su agresor se dibujan en tonos rojos sobre su piel blanca dejando atrás la idea de un rumor que, al menos, para ella hoy es realidad.

Ana Karen, Denisse, Elizabeth afortunadamente hoy pueden hablar de que todo quedó en un intento de plagio o desaparición. Su verdad y testimonio, más allá del optimismo institucional, nos deja entrever que las agresiones contra las mujeres pese a la Alerta de Violencia no han cesado; al contrario, se mantienen firmes, ya que de acuerdo al oficio LTAIPJ/FG/339/2016 de la Unidad de Transparencia de la Fiscalía General de Jalisco durante el año 2015 se presentaron en el estado mil 161 denuncias por desaparición de mujeres, en el documento la Fiscalía asegura haber localizado a 977 mujeres con vida y a 15 sin ella. Lo cual significa que siguen sin regresar a casa 169 mujeres sólo del año 2015.

Del 1 al 31 enero de 2016, conforme al oficio FG/UT/1453/2016, la Fiscalía recibió 88 denuncias por desaparición de mujeres y dijo haber encontrado sólo a 49 mujeres con vida. Esto significa que en el primer mes del año, 39 mujeres siguen sin regresar a casa, así que afirmar que lo denunciado por Ana Karen, Denisse y Elizabeth son rumores es una gran falta de responsabilidad en un estado que no sólo tiene activa una Alerta de Género sino que además registra un alto porcentaje de denuncias por desaparición de mujeres, 8 mil 456 desde el año 2006 hasta el 31 de diciembre de 2016.

Esta es la primera entrega de una serie de testimoniales sobre intentos de plagio de mujeres y niños sucedidos en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG)

Parte 2: “No somos perfiles falsos”: madres a quienes pretendían arrebatarles a sus hijos

Comentarios
Top