Por qué exilian a Alberto Lamas y Sergio Ramírez Robles

Alberto Lamas y Sergio Ramírez Robles

Por: Staff (@proyectodiez)

28 de julio de 2015.- Luego de perder las elecciones para el PRI en el Área Metropolitana de Guadalajara, Alberto Lamas Flores, Jefe de Gabinete del Gobierno de Jalisco, y Sergio Ramírez Robles, titular del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión, fueron reubicados a puestos de menor jerarquía, alejados del primer equipo de Jorge Aristóteles Sandoval.

Según un com nacido emitido esta mañana, Alberto Lamas Flores será el representante en la oficina que tiene el Gobierno de Jalisco en la Ciudad de México, misma función que tendrá Sergio Ramírez Robles pero en Puerto Vallarta.

Alberto Lamas Flores, el hombre fuerte del Ejecutivo hasta antes del 7 de junio, tenía tras de sí dos razones para no poder continuar en el puesto, que eran compartidas con su operador, Sergio Ramírez Robles:

1) El engaño interno
Cuando fue nombrado como coordinador de campañas del PRI en el Área Metropolitana de Guadalajara, Alberto Lamas tenía la encomienda de llevar a Ricardo Villanueva Lomelí a la presidencia de la capital de Jalisco, y a Salvador Rizo a refrendar Zapopan para el tricolor, asegurando que así sería porque tenían la estrategia adecuada.

En reuniones internas de evaluación de las campañas, Alberto Lamas Flores y su equipo presentaban informes que hacían creer que en verdad Ricardo Villanueva iba remontando la ventaja que tenía Enrique Alfaro en Guadalajara, de más de 20 puntos porcentuales.

Respecto a Zapopan, estaban totalmente confiados en ganar el Ayuntamiento porque Salvador Rizo, del PRI, tenía una amplia ventaja, (cercana a 20 puntos), sobre Pablo Lemus, de Movimiento Ciudadano. Así, Lamas y sus operadores en este municipio, Roberto Garza y Juan Luis González, junto con Carlos Olvera, de la empresa Sevenbrand (vinculado a la candidatura de Lagrimita), aseguraban que todo estaba bajo control, haciendo menos a la estructura municipal, que encabezaba Xavier Marconi.

El eje de la victoria que venía, según Lamas, era que estaba dando resultados la denostación pública de la candidatura de Enrique Alfaro, orquestada directamente por Sergio Ramírez Robles desde la secretaría de Comunicación del PRI Jalisco.

Todo parecía ir viento en popa ya que para el día de la elección se pondrían a funcionar las redes de coacción del voto a favor del PRI, obligatoria para prácticamente todos los funcionarios del Gobierno estatal, con al menos 20 nombres de supuestos electores seguros hacia los candidatos del tricolor.

Pero llegó el 7 de junio y los resultados fueron devastadores ya que no sólo se evidenció que la candidatura de Ricardo Villanueva nunca creció en Guadalajara, sino que la de Zapopan se vino abajo, perdiendo además Tlaquepaque, (bastión del PRI mediante el control de la familia Barba), Zapotlanejo, Juanacatlán y Tlajomulco, quedando para el tricolor sólo Tonalá y El Salto, en el Área Metropolitana.

En el PRI y en el Gobierno de Jalisco no perdonaron el engaño y por eso decidieron que Alberto Lamas no volviera a la jefatura de gabinete, y que Sergio Ramírez Robles saliera del Sistema Jalisciense de Radio y Televisión.

2) La presión de Alfaro
Con los resultados electorales, Enrique Alfaro Ramírez, próximo Alcalde de Guadalajara, se convirtió en el personaje político con mayor peso en Jalisco, respaldado por una bancada de 15 diputados en la próxima legislatura del Congreso local y 5 de 8 presidencias municipales en el Área Metropolitana, poniendo así imponer algunas exigencias al Gobernador en turno, para llevar la fiesta en paz.

Al presidente electo de la capital de Jalisco no se le olvida que Alberto Lamas y Sergio Ramírez Robles, con el poder para canalizar dinero público a medios de comunicación, iban directamente a las redacciones a entregar sobres con encuestas, supuestas pruebas de que Enrique Alfaro había levantado una barda sin permisos en Zapopan, que su escolta tenía vínculos con el crimen organizado, que Carlos Lomelí un día fue detenido, o que se desviaban recursos de Tlajomulco hacia MC, entre otras.

Entre las primeras condiciones que Alfaro le pidió a Aristóteles Sandoval, luego de la elección, fue que ambos personajes Alberto Lamas y Sergio Ramírez, no regresaran a sus puestos, por considerarlos responsables de no generar una contienda dentro de cauces de un mínimo respeto, y haber involucrado incluso a la familia del candidato de MC.

Comentarios
Top