Sólo 10 por ciento de los mexicanos siente empatía hacia las víctimas de la violencia

Por: Adrián Carrera (@acarrahu)

Foto: Cuartoscuro

29 de noviembre 2015.- Se acaba de enterar que su hijo fue descuartizado. La señora está en el ministerio público de Ciudad Juárez vociferando: “¿Por que no grita nadie?”.

La anterior es una escena del documental Narco Cultura que relató el académico del Centro de Investigación y Docencia Económicas, Andreas Schedler. El investigador escribió un libro para tratar de responder preguntas similares: ¿Por qué vemos tan poca solidaridad con las víctimas?, ¿por qué vemos tan poca rabia hacia los victimarios?

«En la niebla de la guerra. Los ciudadanos ante la violencia criminal organizada» es un estudio basado en la encuesta nacional de violencia organizada y, a decir de su autor, presenta una mezcla de datos con “reflexión normativa”. La obra fue presentada el domingo pasado en la 29 edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Entre los hallazgos se encuentra que al preguntárseles «¿por cuánto mataría sabiendo que saldría impune?», el uno por ciento de los encuestados fijó una cantidad. En términos absolutos, esto habla de que más de un millón de mexicanos estarían dispuestos a matar a cambio de dinero. El 10 por ciento —11 millones— no respondió.

«Una de mis preocupaciones centrales eran las víctimas, esa idea de que las víctima son culpables, los malos matando a malos, los malos matándose entre sí y por eso no merecen nuestra atención, nuestra compasión, nuestra tristeza», explicó Schedler.

El investigador abundó: «Nos quedamos con la idea simple de que es un mundo ajeno, distante, que ojalá no nos toque nunca, que nos podemos dar el lujo de esa distancia emocional».

Sin embargo, ante la pregunta de si recuerdan de algún caso entre sus conocidos que les haya conmovido en particular, el 16 por ciento de las personas encuestadas respondió que sí.

Presentación del libro "En la niebla de la guerra. Los ciudadanos ante la violencia criminal organizada", de Andreas Schedler. Foto: Paloma López.

Presentación del libro «En la niebla de la guerra. Los ciudadanos ante la violencia criminal organizada», de Andreas Schedler. Foto: Paloma López.

Schedler considera que estamos en una guerra civil económica que rebasa guerras civiles políticas. El investigador comparó las cifras de muertos en la dictadura de 17 años de Augusto Pinochet, en Chile —a la que se le atribuyen “unas tres mil 600 muertes”— con la de muertos en los últimos años en México, que tan solo entre 2006 y 2012 suman más de 60 mil, a lo cual hay que añadir los 26 mil desaparecidos.

En la presentación Schedler señaló que hay muchos obstáculos estructurales a la solidaridad. Algunos de ellos son la carencia de información adecuada y suficiente, que existe una sensación de injusticia y que hay pocas posibilidades de intervención por parte de los ciudadanos.

Quienes intervienen suelen ser ciudadanos «cercanos a lo heróico» o personas “cuya realidad ha sido destruida en más de un sentido”, ya que ellos o alguna persona muy cercana han sido vícitimas de la violencia, afirmó el investigador.

También habló de la aparente debilidad del Estado, que en unos contextos es más fuerte que en otros. Apuntó, sin embargo, que hay situaciones en las que el mayor problema del Estado son sus abusos y su indiferencia.

Presencia militar en Veracruz como parte de un programa de seguridad. Foto: Félix Márquez / Cuartoscuro.

Presencia militar en Veracruz como parte de un programa de seguridad. Foto: Félix Márquez / Cuartoscuro.

En la presentación de su libro, Schedler se hizo acompañar de la académica y escritora Sara Sefchovich, quien hizo algunos apuntes críticos al libro y lanzó la pregunta, refiríendose a quienes asesinan, extorsionan y torturan: “¿Cómo pudimos producir estos monstruos violentos?”, para luego afirmar “este edificio no se construyó solo sino que lo hicimos todos”.

La otra presentadora fue la periodista Marcela Turati, quien resaltó algunos de los datos revelados por el estudio de Schedler. Entre ellos, que sólo el 10 por ciento de los encuestados siente empatía por las víctimas y una tercera parte sospecha de las mismas.

“El reto es pasar de la confusión a la complejidad”, dijo la periodista. A juicio de Turati, el libro de Schedler aporta al entendimiento de la realidad nacional.

Schedler sentenció que “la democracia ha fallado en muchos de sus aspectos” y mencionó como ejemplo de ello la crisis de los medios de comunicación y de los partidos políticos. Tambien advirtió que “como ciudadanos hemos fallado, pero también tenemos la llave”.

Comentarios
Top