Tala ilegal de árboles amenaza con desaparecer los Colomitos Lejanos

Por: César Octavio Huerta (@zorrotapatio)

Fotos: Alejandra Leyva (@chinos_rizos)

23 de marzo 2015.- Al amparo de la noche, queriendo pasar inadvertidos de las autoridades y vecinos del lugar, un grupo de sujetos realizó una tala clandestina de árboles en Colomitos Lejanos (Federalismo y Circunvalación), donde se ubica uno de los últimos ojos de agua de la ciudad de Guadalajara.

Derribaron unos diez árboles grandes, de entre 80 y 100 años de vida. Justo cuando comenzaban a llenar un enorme camión con los troncos de más de un metro de diámetro, un grupo de vecinos de la colonia Atemajac acudieron al lugar y les reclamaron por esta acción.

“Pasamos, ya estaba oscuro y mi esposo se dio cuenta que estaban talando árboles, con unos reflectores muy grandes y les preguntó que estaban haciendo. Le dijeron “venimos de Parques y Jardines” pero nosotros sabemos que esto no es de ellos”. Es el relato de Lourdes Lizarde Torres, una de las vecinas que intervinieron en defensa de este sitio.

Tala de árboles en Los Colomos Lejanos.

Tala de árboles en Los Colomos Lejanos.

Fue en ese momento que los vecinos que comenzaron a juntarse,  levantaron un reporte en la Policía de Guadalajara para que intervinieran. Al darse cuenta de esta situación, el grupo de hombres dejaron de talar, apagaron las luces que iluminaban el lugar y se encerraron en una casa contigua.

A la llegada de las patrullas G6065, GC105, G2046, G2076 de la Policía de Guadalajara, los uniformados se percataron de la tala de los árboles, investigaron y se dieron cuenta que no era personal de Parques y Jardines del Ayuntamiento tapatío y arrestaron a dos del grupo de taladores ilegales a quienes subieron a una patrulla con todo y sierras eléctricas, y un par de troncos con más de un diámetro, como prueba de sus actos.

La intervención vecinal detuvo el trabajo de los taladores ilegales, sin embargo, esto ocurrió sólo por un momento. Pero la mañana de este lunes un grupo de hombres continúo el trabajo del día anterior, ahora en plena luz del día.

Por los hechos, la Policía de Guadalajara no levantó ninguna denuncia. Los taladores retenidos por sus actos, quedaron libres.

Camión usado por los taladores. Foto: Alejandra Leyva

Camión usado por los taladores. Foto: Alejandra Leyva

Colomitos Lejanos, un oasis en peligro

“Antes había guayabos, aguacate, tamarindos, mangos. Y ya no hay nada ahorita, ya se acabó, no es justo, están acabando con todo” es lo que la señora Lourdes Lizarde recuerda sobre este lugar al que la voracidad inmobiliaria ha ido poco a poco, con la complicidad de la Comisión Nacional del Agua y la permisividad de los usos de suelo del Ayuntamiento de Guadalajara.

“Lo único que se ha conservado es esta área. Aún así, es lo que nos quieren quitar. Ya no se puede más, es una impotencia de todos nosotros porque ya se ha luchado mucho y a obscuras y escondidas están haciendo esto”.

Ella ha vivido más de 50 años cerca de esta especie de paraíso, donde se corre el riesgo de que con la tala de los árboles el sitio se convierta en basurero, eso de pie a que tapen los ojos de agua y en poco tiempo Colomitos Lejanos sea borrado definitivamente del mapa y su lugar sea ocupado por un fraccionamiento de viviendas.

Tala de árboles en Los Colomos Lejanos.

Tala de árboles en Los Colomos Lejanos.

Es por eso que ella como su familia y vecinos, se han dedicado no sólo a contemplar y disfrutar de este ecosistema que sobrevive en un paisaje grisáceo compuesto de casas, también han iniciado una defensa de que se mantenga tal y como está.

“Siempre estamos alertas desde hace 50 años que tengo de vivir por aquí. Pasamos, nos regocijamos viendo a los pececitos en el agua, los árboles. Somos una colonia que desde antes de que hicieran el fraccionamiento estamos al pendiente de este ojo de agua. Los vecinos de Jardines del Country venían con sus garrafones a llevar el agua para tomar en la casa”.

“Yo les pido a las autoridades que paren la tala, porque cuántos árboles no se han perdido en esta hermosa ciudad de Guadalajara. Estos son los Colomitos Lejanos, son un lujo tenerlos; ya estamos cansados de que siempre hacen lo que quieren”.

Este es el mapa del lugar:

Proyecto Diez se encuentra en espera de la versión del Ayuntamiento de Guadalajara, que fue solicitada a su oficina de Comunicación Social.

Comentarios
Top