Televisa y Slim: indignados por Trump mas no por su pésimo servicio

Carlos Slim y Emilio Azcárraga Jean

Por: Francisco Hernández Mercado* (@DFranciscoH)

Fotografía: Cuartoscuro

1 de julio de 2015. Lamentables y lastimosas han sido las ya conocidas declaraciones de Donald Trump en el destape de su campaña por la búsqueda de la candidatura presidencial en Estados Unidos por el Partido Republicano:

México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (…). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos (…)

Desde entonces no ha parado de lloverle sobre mojado. Artistas, conductores, locutores, presentadores de noticias, líderes de opinión, funcionarios públicos, mandatarios y hasta empresas han respondido en su mayoría rompiendo relaciones laborales con él.

Ora TV, una empresa productora fundada por Carlos Slim y el presentador de televisión Larry King, canceló un programa que estaba trabajando con una de las empresas de Trump. De igual manera, Grupo Televisa, que encabeza Emilio Azcárraga anunció el día de ayer que rompe relación con proyectos ligados al empresario estadounidense como el certamen Miss Universo. Esto significa que no se enviará una participante mexicana a ese certamen de belleza. Estas respuestas se han traducido en un golpe bastante duro que le ha pegado indudablemente le donde más le duele a Trump: en el bolsillo y en el ego.

Aunque a muchos puede agradar la respuesta de Slim y de Televisa, no hay nada qué aplaudir a estos personajes que durante años han abusado y se han enriquecido a costa de los mexicanos. Por un lado, Slim con su monopolio atiende a cerca de 70 % de los usuarios de telefonía móvil con Telcel y a 80 % de los usuarios de telefonía fija con Télmex.

Télmex es la empresa que ocupa el primer lugar de quejas de clientes ante la Profeco. Precios altos y baja calidad son el distintivo en el servicio de las dos empresas más conocidas en México de uno de los hombres más ricos del mundo, cuya fortuna oscila los 72 mil millones de dólares.

Por otro lado, durante años Televisa ha continuado produciendo contenidos asquerosos, de bajísima calidad, que contribuyen a mantener hipnotizada e ignorante a la audiencia. Es tal el descaro de este gandalla televisivo, que ha logrado distorsionar la realidad nacional en muchos aspectos logrando incluso posicionar a través de publicidad a un presidente que no es capaz de mencionar los títulos de tres libros.

Donald Trump siempre ha sido un tipo polémico y de declaraciones poco afortunadas. No tiene más méritos que ser un ricachón de esos que en Estados Unidos abundan; por ello, el que muchos lo consideren el equivalente del empresario farmacéutico Víctor González Torres, alias Doctor Simi, quien también buscó por todos los medios ser candidato a la Presidencia de la República en el 2006.

Qué bueno que Slim y Azcárraga se sumen a la indignación por las declaraciones de Trump, pero también deberían sumarse a la indignación que nos provoca a los mexicanos su escasa voluntad por mejorar los productos y servicios que ofrecen. Debe terminarse el abuso a los consumidores a través de la eliminación de los monopolios que estas empresas encabezan y defienden tan arduamente. La ausencia de competitividad nos mantiene en un rezago cultural, educativo y económico importante.

A los mexicanos no nos indignan las declaraciones de un millonario fantoche cualquiera, nos indigna el mal gobierno, el narcotráfico, la inseguridad, la violencia, la corrupción, la impunidad, los 53.3 millones de pobres. Nos indigna la situación de decadencia que vive este país y que estos dos empresarios han solapado a pesar de su influencia.

Comentarios
Top