“Una desgracia”, estado en que se conservan algunas fincas históricas tapatías

El Palacio de las Vacas, finca ubicada en la calle San Felipe

Por: Redacción* (@ProyectoDiez)

Fotografía: Abraham Aréchiga/Universidad de Guadalajara

7 de abril de 2015. En Guadalajara existen edificios de gran valor histórico, arquitectónico y estético que orgullosamente se mantienen en pie y que, en su mayoría, están esculpidas en piedra y conservan sus rasgos propios, informó el doctor Roberto Jiménez Vargas, profesor del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas (CUCEA), al dar a conocer el estudio que se realiza sobre la situación que guardan mil 100 fincas ubicadas en el Centro histórico de Guadalajara.

El académico explicó que las fincas fueron inventariadas para determinar su importancia y valor. A partir de esta información se han elaborado una serie de fichas descriptivas para seleccionar aquellas que pueden ser aprovechadas para museos y oficinas.

Por estar ubicadas en la zona centro de la ciudad, estas fincas son un caso interesante del patrimonio de Guadalajara. Tienen un uso comercial, pero al considerar su belleza y su valor arquitectónico, pueden ser utilizadas como zona de hospedaje.

Subrayó que en el estudio colaboran arquitectos, licenciados en turismo y académicos del CUCEA y del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño.

Una de las fincas a destacar es el “Palacio de las Vacas”, ubicada en la calle San Felipe, en el centro, y que originalmente llegaba hasta la calle posterior de Reforma.

Esta finca tiene una historia interesante, pues durante un tiempo fue una lechería. La casa no ha sido aprovechada, sin embargo aún conserva su estilo arquitectónico morisco.

El investigador señaló que algunas fincas, en particular del barrio del Santuario, aún funcionan como viviendas, y quienes las habitan se esfuerzan en conservarlas.

La mayoría de las fincas de la zona centro datan de la época del siglo XIX, algunas tienen un estado de conservación regular.

Jiménez Vargas calificó como “una desgracia” el estado de conservación en el que se encuentran algunas edificaciones debido al abandono.

Sin embargo, conservan su sabor tradicional, por lo que vale la pena que se conserven.

Dijo que entre las propuestas para mejorar esta zona destacan la reforestación, eliminar el grafiti y la vigilancia.

De hecho, las hemos dado a conocer en reuniones con grupos empresariales del Centro histórico de la ciudad, con el fin de que participen en conjunto con el gobierno.

Agregó que el siguiente paso es dar a conocer las acciones correspondientes a las autoridades municipales.

(Con información de Israel Rangel/Universidad de Guadalajara.)

Comentarios
Top